Víctor Hugo Morales: “La denuncia de Caamaño puede ordenar un poco la vida descalabrada de la Argentina”

El periodista hizo un repaso de las noticias más relevantes de la semana y mencionó la aparición de María Eugenia Vidal.

El periodista Víctor Hugo Morales comenzó su editorial mencionando la aparición de la exgobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal. “No es el momento para hablar de votos y elecciones. Va a la mística de la campaña, no pensé que apareciese de esta manera. Vidal, empezando una especie de campaña ¿será la candidata de campaña?”, manifestó.

En este marco tan particular de la Argentina y del mundo, el conductor de ‘La Mañana’ agregó que hay otra campaña, que es la “anticuarentena”. “La campaña política está en eso. Me llamó la atención, un poco de sorpresa, pero después perfecto, seguir trabajando políticamente, para ver si vuelven al poder político, al poder real lo tienen. Están extrañando el poder político y aparecen, como Bullrich y Pichetto que hacen una campaña anti cuarentena”, planteó un tanto indignado.

Dejando de lado esta cuestión en particular, Víctor Hugo se metió de lleno en los debates que se generaron en torno al Poder Judicial. “Hay tanto por hacer en la Justicia, tanto. Una Justicia que tiene a Lorenzetti tratando de que no quiten las escuchas porque él quiere las escuchas. Es un pobre servil, un pobre tipo que vive de rodillas ante el poder real. En medio de ese párrafo de cuestiones atroces que se han vivido en materia de Justicia, de escuchas, de abogados truchos, el nombre de Vandenbroele surge como uno de los más conocidos, tenemos Fariña, D’Alessio y Santoro, el espía de Clarín”, acusó.

Sobre este tema, informó que a fiscal Ochoa pidió una copia digital del expediente del Programa Nacional de Testigos e Imputados en el caso del hotel de Vandenbroele. A esta noticia le suma la reciente denuncia de Cristina Caamaño por espionaje ilegal durante el Gobierno de Mauricio Macri, que implica tanto a funcionario, periodistas y agentes de la Justicia.

La denuncia de Caamaño puede tener un significado esencial para ordenar un poco la vida descalabrada de la Argentina”, determinó. Para concluir recordó que “hace un par de semanas el juez Arias hablaba de las presiones judiciales que se producían en el momento en que lo destituyeron”. También sumó las declaraciones de Julio Conte Grand: “Él no quería ceder ante ninguna presión y se mantuvo muy valiente al final”.

Compartir en: