Alivio en el Congreso: el diputado José Luis Ramón dio negativo

El legislador mendocino se sometió hoy al hisopado por coronavirus.

En medio del incremento de casos positivos de coronavirus entre legisladores y trabajadores del Congreso de la Nación, el diputado nacional de Unidad Federal para el Desarrollo José Luis Ramón comunicó hoy que se sometió al test y que su resultado dio negativo. La medida fue adoptada luego que ayer su par de Juntos por el Cambio Julio Sahad diera positivo tras haber participado de la última sesión de la Cámara Baja.

El diputado y jefe del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo llevó calma a sus familiares y a la prensa al informar hoy que el resultado de su test de Covid-19 “dio negativo”.  “El resultado de mi test de Covid- 19 dio negativo. Gracias a los trabajadores del Hospital Luis Lagomaggiore y a quienes se preocuparon por mi salud”, expresó Ramón a través de su cuenta de Twitter.

Ramón fue uno de los legisladores que, por sugerencia del director médico de la Cámara de Diputados, Marcelo Halac, accedió a realizarse el test ante el riesgo de haber sido contactos estrechos de Sahad. Además del mendocino, también accedieron a hacer el hisopado el jefe del bloque del PRO, Cristian Ritondo, y los diputados Romina del Plá (Frente de Izquierda), Fernando Iglesias (PRO), y Facundo Suárez Lastra (UCR).

Esta mañana una trabajadora del área de Seguridad del Senado dio positivo al test por Covid-19. La última jornada que la empleada concurrió al Congreso fue el miércoles de la semana pasada, cuando se llevó a cabo el debate sobre el proyecto de ley para crear una Bicameral de Investigación de las deudas de Vicentin con el Banco Nación. Dos de sus compañeros se someterán al hisopado en las próximas horas.

En busca de reducir al mínimo la posibilidad de contagios en el marco de las cámaras, en el Congreso se practica una desinfección periódica de todas las superficies de espacios comunes, salones y oficinas con un producto especial para eliminar el virus del COVID-19. Este lunes, por caso, se implementó una desinfección “exhaustiva” con “equipos de ultra bajo volumen (ULV, por sus siglas en inglés)”: se rociaron todas las superficies de espacios comunes, salones y oficinas con un “desinfectante a base de amonio cuaternario de alto poder germicida y demostrada eficiencia contra la Covid-19”. Los operativos se realizan diariamente desde el 16 de marzo y aplican un desinfectante que es inocuo para las personas, no tiene olor y tiene un efecto residual de 12 horas posterior a la aplicación.

Compartir en: