La advertencia de Alberto Fernández a Jorge Capitanich: "El virus no distingue entre peronistas y radicales"

El Presidente y el gobernador de Chaco acordaron medidas conjuntas para combatir el avance del COVID-19 sobre la provincia norteña.

El presidente Alberto Fernández y el gobernador Jorge Capitanich analizaron este mediodía por videoconferencia la situación sanitaria de Chaco. Junto con el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), la provincia es una de las zonas más afectadas por el coronavirus en el país. Los dirigentes acordaron avanzar en la ejecución de medidas conjuntas para combatir el aumento de los contagios de COVID-19.

El jefe de Estado le trasmitió al mandatario norteña que “salvar la vida de los chaqueños es una prioridad, al igual que salvar la vida de cualquier argentino”. “Necesitamos coordinar el esfuerzo de la Nación y la Provincia para acotar el problema. Es muy importante que podamos trabajar juntos porque el Chaco es parte de la Argentina y me preocupa tanto como la Ciudad, el Gran Buenos Aires. Tenemos que ir atendiendo todos los casos porque todos ellos reclaman atención”, resaltó.

A partir de las 00.00 del miércoles, todos los departamentos de la provincia de Chaco ingresarán a una cuarentena estricta, la misma que regirá para el AMBA. “Lo que necesitás es parar drásticamente la circulación. Te recomiendo y les pido a los chaqueños un poco más de esfuerzo”, le dijo Fernández al gobernador. Cabe destacar que, además de las restricciones a la movilidad, también se pondrá en marcha el plan DetactAr, que apunta a actuar sobre los focos de contagio.

El Presidente insistió en la necesidad de “trabajar codo a codo en la mayor armonía y unidad posible” para combatir la pandemia. En este sentido, remarcó que las autoridades provinciales deben olvidarse “de cualquier diferencia política porque, si no, la gente no nos lo va a perdonar”. “El virus no distingue entre peronistas y radicales o entre inteligentes y no inteligentes; ataca a todos por igual”, resaltó.

Asistencia al Chaco

Fernández le garantizó a la Gobernación norteña el envío de recursos y personal de Gendarmería y el Ejército Nacional. Los miembros de ambas fuerzas estarán “a disposición para trabajar en donde haya que trabajar”, aseguró el mandatario. Además, confirmó la continuidad del pago del ingreso familiar de emergencia (IFE) a todos los chaqueños que precisen de esta asistencia. “Vamos a seguir estando al lado y apoyándolos a los que lo necesiten porque sé del dolor y del malestar que genera toda esta pandemia”, expresó.

Compartir en: