Principio de ruptura en el Ministerio de Seguridad de Buenos Aires

Sergio Berni se refirió a las acusaciones que pesan sobre su jefe de Gabinete Mario Baudry.

Las verdades no son absolutas. Con estas palabras el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, tomó distancia de su actual jefe de Gabinete, Mario Baudry, involucrado en un caso de supuesto “abuso de poder” ocurrido el sábado en el distrito de Brandsen. “Será el juez el que tenga que investigar y si incurrió en algún delito, será sancionado como corresponde”, sentenció.

“El jefe de gabinete me contó su verdad, las verdades no son absolutas, no tengo por qué no creerle. Todas las explicaciones que me dio son correctas, pero vuelvo a repetir: por suerte hay una denuncia”, sostuvo en declaraciones al canal TN.  Y coloco el acento en “que será el juez el que tenga que investigar (el caso de abuso de poder) y si incurrió en algún delito, será sancionado como corresponde”.  

El ministro se refirió así a la polémica en la que quedó envuelto Baudry el sábado pasado, cuando fue acusado de “abuso de autoridad” al interferir en un control de tránsito sobre la ruta realizado a su pareja, en el distrito de Brandsen. A raíz del hecho, el secretario de Protección Ciudadana y Habilitaciones de esa ciudad, Marcelo Castillo, denunció a Baudry por “abuso de autoridad” al interceder para que Verónica Ojeda no fuera detenida, pese a incumplir con los requisitos de tránsito, y pudiera continuar con su viaje. 

“Si los agentes se sintieron maltratados, hicieron una denuncia y será el juez el que deba determinar si ese maltrato existió o no existió”, reforzó Berni. La camioneta Toyota Hilux que manejaba la ex pareja de Diego Maradona fue detenida por un inspector municipal en un retén de la ruta 210 y de inmediato la mujer advirtió al agente que era la pareja de Baudry, pero el funcionario comunal continuó con su procedimiento.  

De acuerdo al expediente, Ojeda se comunicó con Baudry y lo puso en modo altavoz, pero el oficial se negó a atenderlo. Finalmente intervino un agente de la Policía Bonaerense que, tras conversar con el jefe de Gabinete, le dio permiso a Ojeda para continuar viaje hacia Escobar. De acuerdo a la denuncia, el propio jefe de Gabinete se acercó al control de tránsito minutos después y “descendió (de su auto) sin el barbijo colocado y se dirigió hacia la cabina del puesto policial, ingresando para reunirse con la totalidad del personal policial, durante alrededor de diez minutos y luego retirarse”.

Compartir en: