Hicieron efectiva la prisión domiciliaria de Pablo “Bebote” Alvarez

El exjefe de la barra de Independiente está acusado en dos causas, una por extorsión y otra por asociación ilícita.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/09/09/hicieron-efectiva-la-prision-domiciliaria-de-pablo-bebote-alvarez/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-09T12:03:44-03:00">septiembre 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-09T12:03:45-03:00">septiembre 9, 2019</time></a>

El ex jefe de la barra de Independiente, Pablo “Bebote” Alvarez, fue trasladado este lunes hacia su departamento, ubicado en Palermo, después de que se volviera efectiva la prisión domiciliaria que pasaba sobre él como resultado de las dos causas en investigación. Tras dos años en prisión, el detenido recibió el beneficio por haber aportado datos a los casos en los que está involucrado.

Alvarez se encuentra privado de su libertad desde octubre del 2017 y ahora será monitoreado por una tobillera electrónica. El exjefe de la barrabrava está acusado por haber extorsionado al, por aquel entonces, técnico del club, Ariel Holan, a quien le exigió USD 50.000 para poder trasladar a sus hombres al Mundial de Rusia, amenazándolo con complicar el clima en el estadio de Avellaneda.

Asimismo, está acusado de haber formado parte de una asociación ilícita, una causa en la que también está elevado a juicio el secretario general del club, amigo cercano de la familia Moyano y protesorero del gremio de Camioneros, Héctor Yoyo Maldonado. También se encuentra relacionado Pablo Moyano, sobre quien pesa un pedido de prisión desde el año pasado, el cual el fiscal Sebastián Scalera deberá tratar en los próximos meses.

A pesar de la magnitud de las causas en las que se encuentra involucrado, Alvarez fue beneficiado con la prisión domiciliaria por sus declaraciones, las cuales podrían ser de un arrepentido, ya que a partir de ellas se logró avanzar en el caso. Si bien los barrabravas detenidos fueron liberados al aportar datos, el juez Márquez decidió retener a Alvarez, quien tenía en su contra una causa por extorsion.

Antes esta situación, la defensa del Bebote apeló y la Justicia le dio la razón, considerando que la pena mínima por extorsión es de 2 años y medio y el detenido ya llevaba 23 meses en prisión. La propuesta para el exjefe barra fue el de un juicio abreviado, en el cual él se declarase culpable y recibiera una condena mínima. Sin embargo, fue rechazada, al considerar que si admite la extorsión se probaría uno de los delitos contemplados en la causa por asociación ilícita, lo que lo acercaría a una condena de prisión efectiva.

En cuanto a la causa de extorsión, las posibilidades que se le abren a Alvarez son dos, o es absuelto, si Holan desdice sus dichos y asegura no haberse sentido amenazado; o se enfrenta a la Justicia con una defensa con pocas posibilidades de ganar. Sin embargo, el caso más importante es el de la asociación ilícita, en el cual el exjefe de la barrabrava de Independiente otorgó detalles de cómo eran financiados con dinero del exterior y cómo fueron contratados para ir en contra del expresidente Javier Cantero, entre otros delitos en el cual se destaca la reventa de tickerts.

Tras un allanamiento con resultados positivos, se estima que pronto el fiscal Scalera elevaría a juicio oral a Pablo Moyano, señalado como el encargado de negociar con ellos, por medio de Roberto el Polaco Petrov, miembro de Camioneros y también de la barra del club. Sin embargo, el resultado de las elecciones PASO provocó una suspensión en materia judicial y todavía no se avanzó con la causa.