CONICET: preparan una campaña inédita para estudiar a la atmósfera

Foto: CONICET.

Especialistas de Argentina, Chile y Alemania iniciará en septiembre el proyecto para conocer sus aspectos estructurales y los procesos que allí se dan.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/09/11/conicet-preparan-una-campana-inedita-para-estudiar-a-la-atmosfera/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-11T08:16:07-03:00">septiembre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-11T08:16:08-03:00">septiembre 11, 2019</time></a>

Investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) junto al Servicio Meteorológico Nacional se sumarán a la campaña Transport and Composition of the Southern Hemisphere Upper Troposphere and Lower Stratosphere (SOUTHTRAC). Esta se desarrollará en el sur argentino, en las ciudades de Río Grande, Tierra del Fuego y El Calafate, Santa Cruz. Su objetivo será estudiar la atmósfera de una forma que no se lo hizo antes, conociendo los aspectos de su estructura vertical, los procesos que se dan en el hemisferio sur desde las capas más cercanas a la superficie terrestre.

También participarán especialistas de universidades de Chile, del Instituto Antártico y de diversas universidades alemanas, tales como Deutsches Zentrum für Luft- und Raumfahrt en Munich, Forschungszentrum Jülich, Karlsruhe Institute of Technology, Universidad de Mainz y Universidad de Frankfurt. Este proyecto es inédito ya que será la primera vez que se estudie a la atmósfera y sus procesos desde la superficie de la tierra.

Para llevar adelante la campaña se utilizarán satélites y la aeronave alemana GULFSTREAM G550, equipada con instrumentos de última generación, la cual volará a través de la Patagonia sur, los Andes y la península Antártica. También se contará con la asistencia de dos planeadores STEMME S-10, cargados con herramientas de medición y con la capacidad de realizar vuelos a larga distancia y gran altura por el sector cordillerano.

El proyecto se dividirá en dos etapas. La primera se desarrollará entre septiembre y octubre de este año y tendrá como foco el estudio de los aspectos dinámicos de la actividad atmosférica y el comportamiento de las indas de gravedad. “Al igual que sucede con el agua del mar, la atmósfera, lejos de estar en reposo, se encuentra permanentemente perturbada. Lo que nosotros hacemos es, justamente, estudiar estas perturbaciones u ondas atmosféricas, responsables del transporte vertical de energía y de cantidad de movimiento, para poder entender y pronosticar mejor el comportamiento de la atmósfera a escala global”, explicó Alejandro de la Torre, director del Grupo de Investigación en Dinámica de la Atmósfera.

El lugar en que se desarrollará fue elegido al observarse una gran actividad de ondas de gravedad, las cuales tienen incidencia en la circulación general de la atmósfera, en la turbulencia que afecta a la aeronavegación y en la determinación con precisión de los pronósticos meteorológicos. “El área seleccionada es significativa además porque coincide con la formación del vórtice polar antártico, un elemento de la circulación de la atmósfera de cuya dinámica casi no hay mediciones, pero que tiene gran importancia global. En Argentina nos va a servir, entre otras cosas, para conocer mejor las incursiones de aire frío. Además, va a posibilitar inferir también cómo funciona el vórtice polar ártico”, sostuvo Rodrigo Hierro, investigador adjunto del CONICET e integrante del grupo de trabajo.

La segunda etapa iniciará en noviembre y se extenderá hasta diciembre, con el foco puesto en el estudio de los procesos químicos y la composición de la atmósfera. A su vez, se dividirá en otros dos proyectos. Uno estará a cargo del investigador independiente del CONICET, Enrique Puliafito, con el objetivo de obtener información sobre contaminantes y aerosoles, los cuales afecta a la precipitación, el balance radioactivo y la conformación de las nubes.

Por otro lado, el segundo proyecto estará a cargo del investigador adjunto del Consejo Rafael Padro Fernández y se buscará evaluar el impacto de los Halógenos VSL sobre la capa de ozono estratosférico en la zona antártica. A raíz de las bajas temperaturas de este área, la existencia de cristales de hielo y los altos niveles de radiación allí presentes, la química de reciclado heterogéneo que termina por destruir al ozono se vuelve más potente.