Convocan a un “besazo” frente a la Embajada de Brasil por la censura del comic que muestra un beso gay

Será este jueves a las 15 horas, en repudio por la acción del intendente de Río de Janeiro.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/09/12/convocan-a-un-besazo-frente-a-la-embajada-de-brasil-por-la-censura-del-comic-que-muestra-un-beso-gay/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-12T08:46:36-03:00">septiembre 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-12T08:46:37-03:00">septiembre 12, 2019</time></a>

Organizaciones de izquierda se convocaron para este jueves a las 15 horas frente a la Embajada de Brasil, en donde llevarán adelante un “besazo”, en repudio a la decisión del intendente de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, quien censuró un comic en donde se muestra a dos hombres besándose. La concentración será en Cerrito 1350 y contará con la presencia de representantes del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) y el Frente de Izquierda.

De esta forma, la acción del intendente brasilero trascendió los limites de su nación y llegó a Argentina, en donde los defensores de las minorías y de la diversidad enseguida se hicieron eco y manifestaron su repudio. “Un besazo LGBTI anti-odio”, fue la consigna con la cual se llamó al frente de la embajada. Al frente de este repudio estará Cele Fierro, candidata a diputada nacional por el FIT-Unidad.

“Bolsonaro y Crivella son dinosaurios, enemigos declarados de los derechos de las mujeres y las disidencias. Lo mismo las iglesias evangélicas y el Episcopado argentino, cuyo último documento vuelve a atacar la “ideología de género”. Contra todos ellos, seguimos defendiendo el derecho al aborto, a la educación sexual, a la salud reproductiva, a la identidad de género y al amor igualitario”, señaló Fierro.

Por otro lado, Pablo Vasco, referente de Libre Diversidad-MST, estableció que “en la comunidad LGBTI estamos alerta. Por eso en la Comisión Organizadora de la 28ª Marcha del Orgullo, que haremos el 2 de noviembre, más de 60 agrupaciones hemos resuelto que la consigna central sea ‘Por un país sin violencia institucional ni religiosa’. No daremos ni un solo paso atrás”. Los organizadores también se ocuparon de aclarar que, además del rechazo a la disposición brasilera, su acción tiene el objetivo de visibilizar la “ofensiva política y clerical anti-derechos”.

El comic formaba parte de la exhibición en la Bienal del Libro de Río de Janeiro y estaba encuadrada en la exposición “Vengadores: La cruzada de los niños”. Se trata de una historia de superhéroes, de 264 páginas, en donde los protagonistas masculinos son novios. Esto escanalizó a Crivella, conocido evangélico, quien denunció la presentación argumentando que exponía “contenido sexual para menores”.

Tras esto, ordenó que cese su exhibición con el objetivo de “proteger a los menores de la ciudad”. Así, solo un día después, la historieta fue retirada del recinto y se inició una polémica que incluyó una batalla judicial. Según lo confirmó El Intransigente al iniciar la semana, el presidente de la Supremo Tribunal Federal (STF), José Antonio Dias Toffoli, revocó el fallo del Tribunal de Justicia (TJ) de Río de janeiro, que permitía la censura de obras temáticas LGTB (Lesbianas, Gais,​ Transgénero y Bisexuales).

Sin embargo, en un comunicado, Crivella dijo que apelará el fallo de la Corte Suprema. “Defiendo la orden judicial para otorgar la suspensión de la decisión de la presidencia del TJ de Río, que había suspendido la decisión del juez Heleno Ribeiro Nunes“, escribió Toffoli en la decisión que acoge con beneplácito los argumentos de la fiscal General. Según la fiscal de la República, Raquel Dodge, la suspensión del mandato del presidente de la TJ es necesaria para “evitar la censura de la libre circulación de ideas, la libre expresión artística y la libertad de expresión en el país”.