La nueva joya turística jujeña, entre las yungas y la quebrada

Atravesará la transición de paisajes entre la Quebrada y las Yungas y vestigios del Camino del Inca
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/09/12/la-nueva-joya-turistica-jujena-entre-las-yungas-y-la-quebrada/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-12T12:40:10-03:00">septiembre 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-12T12:40:11-03:00">septiembre 12, 2019</time></a>

Si algo tiene la Argentina, eso es la inflación, pero si vemos la cuestión positiva, tiene uno de los mejores climas del planeta con todas las estaciones, paisajes de todo tipo y escenarios naturales deslumbrantes. Ahora, Jujuy habilitará en breve un camino de montaña que formará parte de un nuevo corredor turístico del norte provincial.

Dicho corredor atravesará la transición de paisajes entre la Quebrada y las Yungas y vestigios del Camino del Inca, según anunció oficialmente el Ministerio de Infraestrucura jujeño y que reproduce la agencia Télam. El trayecto será habilitado el 1 de octubre y se extenderá en una zona de montaña por los 20 kilómetros que separan las rutas provinciales 73 y 83, para luego completar un circuito que comunicará las ciudades de Libertador General San Martín y Humahuaca.

De esta manera, desde Libertador, el camino pasará por los destinos de San Francisco, Pampichuela, Valle Grande, Valle Colorado, Santa Ana, Cianzo, Palca de Aparzo, Aparzo, Chorcan, Hornocal y Humahuaca. En el medio, los turistas quedarán asombrados primero el verde intenso de la selva para luego convertirse en nube en uno de los puntos más altos, a unos 5.000 metros sobre el nivel del mar.

Luego, llegará el momento de atravesar las agrestes formaciones de la Quebrada de Humahuaca, a poco más de 3.000 msnm. En los “Valles de Altura”, las comunidades indígenas ofrecen alternativas de turismo aventura y rural, con experiencias únicas de trekking, cabalgatas y observación de aves, como visitas a sitios pocos explorados y aguas termales.

En tanto, al pasar por el Camino del Inca, quienes tengan la posibilidad de recorrerlo podrán disfrutar de la cultura y los servicios turísticos de unos diez pueblos de origen precolombino y llegar, finalmente, hasta uno de los sitios más importantes de la región de las Yungas: el Parque Nacional Calilegua.

Plan contra la basura

Los paisajes más fantásticos del NOA, muchos de ellos, están a los costados de la reconocida Ruta 34, esa que recorre gran parte de los escenarios naturales del norte argentino. Sin embargo, la falta de control, el desinterés y el desapego por el Medio Ambiente llevó a que el vuelco de basura sobre el trazado rutero complicara el escenario. Por ello, el sector privado, el civil e institucionales municipales, provinciales y nacionales se unieron con un objetivo en común.

Todos conformaron una mesa multisectorial para trabajar en un Plan de Gestión Ambiental de la Ruta 34, que conecta las yungas jujeñas, una extensa área con valores ambientales, culturales y productivos de alto valor. Ante ello, se llevan a cabo tareas de saneamiento, control y fiscalización de la Ruta Nacional 34, como así también acciones de concientización y educación ambiental. ¿El objetivo? Mejorar el impacto ambiental, social y la seguridad vial.

Para tomar dimensión del tema en cuestión, la ruta 34 recorre una de las regiones de más alto valor de conservación y preservación del medio ambiente. Su importancia influye no sólo en lo estrictamente relacionado al hábitat natural, sino también a su potencial turístico y a la preservación de varias especies animales y vegetales.