Sergio Urribarri irá a juicio oral por desvío de 47 millones de pesos

El exgobernador de Entre Ríos recibió un revés de la Justicia.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/09/14/sergio-urribarri-ira-a-juicio-oral-por-desvio-de-47-millones-de-pesos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-14T00:16:24-03:00">septiembre 14, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-14T00:18:22-03:00">septiembre 14, 2019</time></a>

El Juez de Garantías de la Ciudad de Paraná, Ricardo Bonazzola, rechazó este viernes las impugnaciones realizadas sobre las pruebas contra el exgobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, en la causa conocida como “Sueño Entrerriano”. Allí se investiga el desvío de 47 millones de pesos que habrían solventado su campaña presidencial en el año 2015.

Tras la última disposición del magistrado que interviene en la causa, el exmandatario justicialista de la Provincia de Entre Ríos, será sometido a juicio oral y público. Según consta en la investigación, los fondos se habrían destinado a publicidad en medios nacionales, junto a la contratación de empresas de medios y difusión proselitista en distintos puntos del país.

Según remarcaron fuentes judiciales, los delitos por los que se acusa a Urribarri son al menos tres. En principio, el de “negociaciones incompatibles con la función pública”; luego, el “direccionamiento de publicidad oficial” siempre considerando el pago correspondiente de por medio y el de “peculado”. Sin embargo, podrían adicionarse otros vinculados.

En el marco de la investigación, inicialmente se avanzaba en tres causas por separado. Luego, por decisión de los fiscales Cecilia Goyeneche, Francisco Ramírez Montrull y Gonzalo Badano se unificaron los respectivos expedientes, considerando que se sustentaban en la “utilización de fondos públicos para financiar la campaña presidencial” de Urribarri.

Por su parte, la defensa del exmandatario entrerriano así como del resto de lo acusados, habían interpuesto las impugnaciones de informes periciales elaborados por la fiscalía y el Poder Judicial, así como los portales web dedicados a las noticias que figuraban como prueba junto a las llamadas telefónicas registradas entre los imputados.

El juez Bonazzola rechazó en su dictamen estos recursos al tiempo que explicó que “no se interceptaron comunicaciones personales ilegalmente” mientras las demás pruebas comprobarán “su alcance probatorio durante el juicio” al que será sometido el exmandatario. En el caso, el Ministerio Público Fiscal solicitó 9 años de prisión para Urribarri.

Tal como consta en la causa, 4.308.500 millones de pesos se habrían destinado al pago de una solicitada en al menos 18 diarios de tirada nacional; además 14.561.870 millones de pesos fueron a solventar la presunta instalación de un parador en la Ciudad de Mar del Plata y casi 28 millones de pesos se habrían empleado para la contratación de una productora de contenidos.