Bautizaron las antenas del IAR en homenaje a dos científicos

Foto: CONICET.

Se trata de Carlos Varsavsky, fundador y primer director del IAR, y Esteban Bajaja, al mando de la entidad en dos oportunidades.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/10/03/bautizaron-las-antenas-del-iar-en-homenaje-a-dos-cientificos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-03T08:28:19-03:00">octubre 3, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-03T08:29:35-03:00">octubre 3, 2019</time></a>

En señal de respeto y homenaje, los dos radiotelescopios que se encuentran en el Instituto Argentino de Radioastronomía (IAR), una institución del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), fueron bautizadas con los nombres de los científicos Carlos Varsavsky y Esteban Bajaja, antiguos directores de dicha sede. Durante el acto estuvieron presentes el actual director del IAR, Gustavo Romero; el gerente de Desarrollo Científico Tecnologíco del CONICET, Jorge Tezón; y el presidente de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CICPBA), Alberto Torres.

Las primeras palabras fueron las de Romero, quien repasó la fundación del IAR y destacó la “tarea titánica” de Varsavsky al impulsar la construcción del “primer radiotelescopio de Latinoamérica y el segundo del hemisferio austral”. Durante este proceso también participó Bajaja, quien terminó por instrumentar la construcción de la segunda antena, que también tuvo un uso científico en el instituto.

Por su parte, Tezón destacó la relación que existe entre el IAR, la CICPBA y el Observatorio Argentino Alemán de Geodesia, lo que permitió que se lleve adelante un “trabajo en red de alcance realmente significativo”. Esto sería, según lo señaló, gracias a la “actitud generosa de las nuevas autoridades del instituto para forjar estos desafíos”. Asimismo, Campero expuso que “la tecnología que se genera en el IAR está en muchos de los dispositivos que tiene nuestro país y en colaboraciones con distintas agencias espaciales internacionales”

“Miramos el cielo y las pantallas que obtienen datos de su observación para encontrar secretos del origen del Universo e interpretar los misterios de lo que hay más allá de nuestra mirada más lejana, y para soñar y hacernos preguntas sobre el origen de nuestra especie. Buenaventura Suárez, el primer científico nacido en este territorio que luego se llamaría Argentina, observó los astros y contribuyó con información de avanzada a la comunidad científica internacional del siglo XVIII. Entre las muchas cosas que Sarmiento talló en piedra para siempre para un mejor destino de nuestro país, creó el Observatorio Astronómico de Córdoba. Houssay creó el IAR para que el conocimiento avance desde la curiosidad de lo que hay en el cielo y también con la tecnología de sus instrumentos”, relató, para después anunciar el lanzamiento del SAOCOM 1B el próximo verano.

En esa línea, también confesó que se está buscando reorganizar el proyecto LLAMA, para que finalmente entre en la etapa última de la puesta a punto, contando con la ayuda de nuevas isntitutciones. “Venimos trabajando para dotar de una mejor articulación y mayor proyección internacional de nuestras instalaciones y comunidad científica, y hemos creado formalmente el Programa Nacional de Astronomía y Astrofísica que tiene la pretensión de ser un centro internacional que funcionará como paraguas coordinador de todas estas iniciativas, y en estos días estamos creando también el Sistema Nacional de Datos e Instrumentación Astronómica y Espacial”, expresó.

Acto seguido, una vez que finalizaron los discursos, se descubrieron las placas de los científicos y sus hijas recibieron una replica a escala de los telescopios. De esta forma, se recordó a Varsavsky, quien supo ser el fundador y primer director del IAR, además de presidente de la Asociación Física Argentina. Bajaja, también homanejeado, fue director de la entidad en dos oportunidades y presidente de la Asociación Argentina de Astronomía.

Del evento también participaron el coordinador científico del AGGO e investigador del CONICET Claudio Brunini; el director de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) Fernando Tauber; el decano de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas (FCAyG, UNLP) Raúl Perdomo; el director ejecutivo y técnico de la Comisión de Actividades Espaciales (CONAE) Raúl Kulichevsky; y de más representantes del Consejo de Medioambiente, Ciencia, Tecnología y Salud de la Embajada de Estados Unidos en Argentina.