La Justicia obliga a una obra social a cubrir una asistencia para una mujer con Alzheimer

La compañía de salud podrá cumplir con la cobertura reclamada en dos modalidades.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/10/09/la-justicia-obliga-a-una-obra-social-a-cubrir-una-asistencia-para-una-mujer-con-alzheimer/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-09T11:35:09-03:00">octubre 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-09T11:35:12-03:00">octubre 9, 2019</time></a>

En una decisión de la Justicia, una obra social deberá cubrir el tratamiento a una mujer de 94 años que padece Alzheimer. Según la medida, la compañía deberá cumplir con el requisito de un asistente domiciliario para ayudar a la mujer que necesita atención como consecuencia del padecimiento que la afecta. La medida estuvo a cargo de la Cámara Civil y Comercial Federal.

Según informa diariojudicial.com, la firma apeló dicha resolución alegando que no se hallaban reunidos los presupuestos generales para justificar el otorgamiento de la precautoria. Sin embargo, este reclamo fue rechazado por los jueces y establecieron que la mujer se encuentra incapacitada en virtud de padecer Alzheimer y necesita ayuda para sus tareas.

De este modo, los jueces consideraron que la mujer “es portadora de una patología discapacitante y dependiente en las actividades de la vida diaria” y que más allá de la calificación que pretende otorgar la apelante a la prestación requerida, lo cierto es que la misma encuadra en la cobertura de “asistencia domiciliaria” contemplada en el artículo 39, inciso d), de la ley 24.901.

En esta línea, señalaron en relación a la medida que dicha prestación está destinada para las personas con discapacidad a fin de “favorecer su vida autónoma, evitar su institucionalización o acortar tiempos de internación”. Así, la mujer de 94 años podrá contar con esta asistencia respecto de su salud, considerada por los jueces como necesaria en relación a su padecimiento.

En este aspecto, establecieron que la compañía de salud podrá cumplir con la cobertura reclamada en dos modalidades: una es con prestadores propios con cobertura al 100% y la otra opción se determina con prestadores ajenos, a opción de la parte actora, con el límite cuantitativo establecido en el párrafo anterior concluyeron los magistrados.