Para la CTA el próximo encuentro de mujeres tiene que ser plurinacional

La secretaría de genero de esta central gremial planteará este hecho mañana en el 34° Encuentro Nacional de Mujeres en La Plata.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/10/11/para-la-cta-el-proximo-encuentro-de-mujeres-tiene-que-ser-plurinacional/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-11T19:18:45-03:00">octubre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-11T19:18:47-03:00">octubre 11, 2019</time></a>

Mañana y hasta el lunes, se desarrollará en La Plata el 34° Encuentro Nacional de Mujeres. Este evento que se realiza de manera anual, reúne a las mujeres para marchar por las calles, hacer escuchar su voz en la sociedad y discutir las problemáticas del género. Por esta razón, son grandes las expectativas de concurrencia y se espera que se congreguen más de 200 mil personas.

A raíz de este evento, fueron distintas las voces que salieron a comunicar sobre el mismo y expresar sus sensaciones. Ayer, Estela Díaz, secretaria de género de la CTA, dijo que, sin dudas va a ser el encuentro más grande de la historia, comentó sobre la organización del mismo y cuestionó que no haya demasiada difusión en los medios.

Sin embargo no fue la única que se refirió al respeto. Sucede que la CTA, como una de las entidades organizadoras, tiene diversas voces respecto a esta situación y quien salió a expresarse en la jornada de hoy fue Juliana Alessandro, de la secretaría de género de la CTA La Plata. Detalló cómo se están viviendo los momentos previos y remarcó la importancia de este evento.

“Este año nos dedicamos a garantizar el hospedaje a las mujeres que viajan, no solo del país, sino desde otros países también. Creemos, como muchas, que hay que nombrar las trans, las lesbianas, los pueblos originarios y nosotras decimos que el próximo año tiene que ser plurinacional, en el documento de mañana sábado debe ser discutido”, aseguró al aire de Radio Colonia.

Por otro lado, marcó parte de cómo se planteó la organización del mismo. “La marcha es siempre el momento de más tensión, con la oposición de las iglesias, de las fuerzas de seguridad, decidimos que no haya fuerzas, que seamos nosotras desde la organización quienes trabajen todo ese área, con puntos seguros y todo lo necesario para que no haya infiltradas ni represión“, enfatizó.