La ANMAT prohibió un puré de pera y productos de limpieza

Los artículos presentaban ciertas irregularidades, por lo que el organismo inhabilitó su venta.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/11/01/la-anmat-prohibio-un-pure-de-pera-y-productos-de-limpieza/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-01T09:20:27-03:00">noviembre 1, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-01T09:20:28-03:00">noviembre 1, 2019</time></a>

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) prohibió la comercialización en todo el país de un puré de pera y de dos productos de limpieza. Las medidas fueron publicadas este viernes en el Boletín Oficial, mediante dos disposiciones firmadas por el titular de esta área que funciona en la Secretaría de Gobierno de Salud, Carlos Chiale.

Así, mediante la disposición 8860/2019 prohibieron el producto, Puré de pera Baby Natural, marca Finca Isis, “La Naturaleza Envasada”, el cual era comercializado a pesar de no contar con la autorización correspondiente para hacerlo. “El producto se halla en infracción al artículo 3° de la Ley 18284, al artículo 3° del Anexo II del Decreto 2126/71 y al artículo 155 del Código Alimentario Argentino (CAA) por carecer de autorización de producto resultando ser en consecuencia ilegal”, expresó el organismo.

El Departamento Vigilancia Sanitaria y Nutricional del INAL puso en conocimiento de los hechos a la empresa RNE N° 13006691 y solicitó que procediera a realizar el retiro preventivo del producto del mercado nacional en un plazo de 48 horas. En respuesta a lo solicitado, la empresa indicó que se comunicó con sus clientes, los cuales no contaban con stock del producto ya que desde hace varios meses se encontraba agotado debido a que su producción fue muy limitada.

En tanto, la disposición 8893/2019 prohibió los productos destinados a la limpieza, “Limpiador Multiuso Multimax cont. Neto 35 ml” y “Desinfectantes de superficie concentrado y granulado Multimax cont. Neto 40 G”. La decisión de ANMAT se basa en que la empresa que fabrica los productos los elaboró en un establecimiento que no contaba con la habilitación correspondiente para hacerlo.

“Por lo expuesto, queda en evidencia que se llevaron a cabo actividades de elaboración en un establecimiento no habilitado por tratarse sólo de un elaborador indirecto que declaró en los trámites de solicitud inscripción de productos a otros establecimientos como elaboradores en función de su RNE y por haberse mudado sin dar aviso a esta Administración Nacional ni contar con la autorización correspondiente”, manifestó ANMAT.