Fallo: una obra social deberá reincorporar a una joven con discapacidad desafiliada por la edad

La demandante había alcanzado la mayoría de edad, pero la Justicia la favoreció en su decisión.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/11/08/fallo-una-obra-social-debera-reincorporar-a-una-joven-con-discapacidad-desafiliada-por-la-edad/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-08T12:33:55-03:00">noviembre 8, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-08T12:33:57-03:00">noviembre 8, 2019</time></a>

En una determinación, el Tribunal Supremo de Justicia de la provincia de Córdoba, dispuso que la Administración Provincial del Seguro de Salud (APROSS), deberá reincorporar, en el carácter de beneficiaria obligatoria indirecta, a una joven con discapacidad que había sido desafiliada por haber alcanzado los 21 años. De este modo, la Justicia falló a favor del reclamo de la joven.

Según informa diariojudicial.com, la demandada intento justificarse argumentando que “su obrar no ha sido ni arbitrario ni ilegal, pues la negativa de la reafiliación se encuentra amparada por la Ley 9277” (norma de creación de la APROSS). Además, agregó que la deliberada omisión de aplicar la normativa que correspondía “deja en letra muerta una regla fundamental de nuestra organización jurídica en materia de salud”.

Sin embargo, ante esta situación, los vocales del Tribunal afirmaron que la Ley 9277, por un lado, establece la igualdad entre los afiliados voluntarios directos y los afiliados obligatorios directos, lo cuales, como regla general, gozan de los mismos derechos. Asimismo, detallaron que la APROSS debe asegurar a sus afiliados la incorporación de su grupo familiar primario como beneficiario obligatorio indirecto.

Así, argumentaron que la normativa respecto de esa regla específica, se incluye expresamente a los hijos solteros, mayores de edad hasta los 26 años, que cursen estudios regulares oficialmente reconocidos, siempre que estén a cargo del afiliado directo. En este caso, la demandante cumple con ese requisito. Además, el tribunal remarcó que durante más de 18 años la joven recibió las prestaciones sanitarias de la compañía, y esta desafiliación no resulta razonable.

En esta línea, la Justicia señaló que la compañía de salud no llevó adelante “una interpretación antojadiza de la propia legislación”. El argumento utilizado por la Tribunal, es que la acción de haber dado de baja a la peticionante por razones de edad y, posteriormente, al haber rechazado su afiliación voluntaria por presunta presentación fuera de término de la solicitud, no corresponde a un marco legal.