Un futbolista protagonizó un choque en pleno Obelisco, tras cruzar en contramano

El test de alcoholemia le dio positivo al conductor, mientras que su acompañante dio positivo en el narcotest.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/11/17/un-futbolista-protagonizo-un-choque-en-pleno-obelisco-tras-cruzar-en-contramano/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-17T13:49:03-03:00">noviembre 17, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-17T13:53:19-03:00">noviembre 17, 2019</time></a>

Un choque sin mayores consecuencias se registró esta mañana a metros del Obelisco porteño. Un automóvil se metió en contramano tras saltar el carril del Metrobus en plena Avenida 9 de Julio y colisionó de frente contra otro vehículo. Según se difundió, el conductor es un futbolista del club Almirante Brown, que juega en Primera B Metropolitana, identificado como Nicolás Peraggini, quien dio 1,75 el test de alcoholemia que se le practicó en la comisaría.

La cifra que registró de alcohol en sangre es tres veces más de lo permitido. Por su parte, el otro conductor dio negativo el test de alcoholemia, pero positivo por cocaína el narcotest. El hecho se produjo alrededor de las 6:00, cuando al parecer, Paraggini, de 21 años y sin haber debutado a´n en la entidad, que manejaba un Volskwagen Beetle, hizo una mala maniobra se encontró en el carril del Metrobus y al saltarlo se metió de contramano por la Avenida 9 de Julio y chocó contra otro rodado que iba en dirección al sur por esa avenida.

Por causa del accidente, uno de los ocupantes del vehículo colisionado fue trasladado al Hospital Ramos Mejía con heridas leves. El defensor de Almirante Brown iba en el Beetle junto a su novia y regresaba de bailar, según informó el canal Todo Noticias (TN). El tránsito por la 9 de Julio mano al sur estuvo cortado y fue desviado por la calle Cerrito hasta que a las 9:00 fueron removidos los vehículos y se logró liberar esa arteria vehicular.

En cuanto a los conductores de ambos rodados, fueron trasladados a la comisaría para declarar y para que se le realice a los dos test de alcoholemia y de narcotest, los cuales dieron positivo el primero para el futbolista, aún al realizarlo tres horas después del choque, y positivo por cocaína el segundo para el otro conductor.

El accidente que se produjo esta mañana no se convirtió en una tragedia. Sin embargo, el futbolista y su acompañante estaban bajo los efectos del alcohol, por un lado, y de cocaína, por el otro. El conductor del vehículo que fue embestido tuvo que recibir asistencia médica, pero fueron heridas leves las que le ocasionó el choque.