Mendoza ahora le dice “no” al fracking

Fuente: Twitter oficial de Greenpeace Argentina.

La Corte Suprema mendocina realizó la primera audiencia para debatir la constitucionalidad de un decreto que autoriza esta práctica.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2020/02/14/mendoza-ahora-le-dice-no-al-fracking/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-02-14T08:56:11-03:00">febrero 14, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-02-14T08:56:12-03:00">febrero 14, 2020</time></a>

El pueblo de Mendoza volvió a mostrar sus diferencias con el Gobierno provincial. A fines del año pasado, sus discrepancias se produjeron por la reforma minera que habilitaba el uso de sustancias contaminantes. Esta semana, organizaciones ambientales alzaron su voz en contra del fracking. Los reclamos se produjeron por la primera audiencia para debatir la constitucionalidad de un decreto que autoriza esta práctica.

El texto que genera disputa actualmente en Mendoza es el Decreto Nº 248/18. Esta normativa fue elaborada por la administración de Alfredo Cornejo, quien estuvo a cargo de la Gobernación hasta el año pasado. El edicto regula cómo debe llevarse a cabo la práctica de la fractura hidráulica de acuerdo con la ley ambiental local.

En abril de 2018, agrupaciones ambientalistas denunciaron la inconstitucionalidad del mencionado decreto. Luego de casi dos años, la Corte Suprema realizó este martes la primera audiencia para debatir si, efectivamente, la norma viola la Constitución provincial. Esta discusión mantiene en vilo a una de las actividades económicas clave para el distrito cuyano, la industria petrolera.

En las inmediaciones del Palacio de Justicia, se concentraron las Asambleas Mendocinas por el Agua (AMPAP) para manifestar su rechazo a la hidrofracturación. “Estamos tratando de avanzar para que se trate la ley de fracking en la Legislatura y se prohíba esa técnica altamente contaminante”, explicó Arturo Robles, integrante de la entidad, en una entrevista para el canal Giramundo.

El dirigente ambientalista resaltó como antecedente de esta lucha la derogación de la reforma de la ley minera. “Fue una derrota política para el gobernador (Rodolfo Suárez), que tuvo que cambiar su primera medida de gobierno en el paso de tres semanas” por las presiones sociales, explicó. Basándose en este hecho, consideró que el Gobierno provincial debería incluir en su agenda la discusión de la práctica criticada.