Motín

Continúan los motines en las cárceles argentinas y un interno murió en los enfrentamientos

El motín de Coronda dejó a un agente herido.

Se registraron motines en distintos puntos del país y las Fuerzas de seguridad debieron actuar para controlar la situación.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2020/03/23/continuan-los-motines-en-las-carceles-argentinas-y-un-interno-murio-en-los-enfrentamientos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-23T23:20:10-03:00">marzo 23, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-23T23:20:12-03:00">marzo 23, 2020</time></a>

En la noche del lunes, los problemas en las cárceles argentinas continúan y los internos mantienen su postura. En horas de la tarde, el penal de Las Flores fue el epicentro del primer levantamiento por parte de los reclusos que exigen mejoras sanitarias en el marco de la emergencia sanitaria. Hubo graves incidentes, incendios y muchos lograron acceder a los techos de las cárceles.

En segundo lugar, el penal de Coronda también fue víctima de los reos, quienes tomaron el control de las instalaciones y denunciaron la posibilidad de contraer coronavirus. Según un comunicado que realizaron, muchos empleados del penal regresaron del exterior sin respetar la cuarentena obligatoria y, por lo tanto, el COVID-19 puede infectar a los internos.

A lo largo del día también se registraron motines en distintos puntos del país. Tal es el caso de la cárcel de Piñero, donde, según informan familiares de detenidos, los reos tomaron el control de tres pabellones. La cárcel ubicada al sur de Santa Fe también registró importantes incidentes e incendio dentro de las instalaciones penales.

Por otro lado, el gobierno provincial confirmó que las Fuerzas de seguridad logró controlar el penal de Coronda luego de intensas horas de tensión. Cómo consecuencia de los enfrentamientos, un interno murió dentro de la cárcel. Fuentes oficiales confirmaron que hubo negociaciones para lograr un acuerdo y mejorar las condiciones de salubridad.

Por último, también se registraron incidentes en Batán, un penal ubicado a las afueras de Mar del Plata. Los reos del Pabellón B habrían causado roturas en las instalaciones y arrojaron objetos contundentes contra los guardias de la cárcel. Las autoridades explicaron que “ante la imposibilidad de entablar un diálogo” se procedió a la “intervención del personal penitenciario”. Los conflictos se resolvieron y hubo heridos con lesiones leves.