A pesar de la cuarentena, los accesos a la Ciudad de Buenos Aires están congestionados

El aislamiento obligatorio rige hasta el 31 de marzo y solo algunos sectores tienen permitido circular.

Por disposición del Gobierno nacional, hasta el 31 de marzo rige una cuarentena en el país por el brote de coronavirus. El aislamiento es obligatoria para toda la población, salvo excepciones. A pesar de la prohibición de circular, llamaba la atención esta mañana las largas colas de autos en los accesos a la Ciudad de Buenos Aires. Para el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, el aumento del tránsito “no es un síntoma positivo”.

Luego de un fin de semana extralargo, la actividad retornó a la Capital Federal. La vuelta al ruedo era visible en las calles, ya que esta mañana se observaba un importante incremento en la cantidad de autos. Las colas tenían tal longitud que había demoras de más de una hora por los controles de las fuerzas de seguridad. Las autoridades están apostadas en los accesos habilitados para verificar el cumplimiento de la cuarentena.

El Puente Pueyrredón, que une la Ciudad de Buenos Aires con el sur del conurbano, presentaba una fila de hasta diez cuadras del lado del partido bonaerense de Avellaneda. También había una acumulación de vehículos en el sector porteño de Barracas, debido al operativo que allí realizaba Prefectura Naval. La situación se repetía en Panamericana y Paraná, donde había un retén de Gendarmería Nacional.

En una entrevista para radio Mitre, Santilli se refirió al incremento de la circulación vehicular. “Si me preguntabas ayer, te decía que estaba satisfecho con el comportamiento de la gente, pero hoy te digo que así no va. Es como si hubiéramos perdido consciencia de lo que estamos haciendo”, consideró. “Lo que veo a esta hora de la mañana es mucho más tránsito y me parece demasiado. Yo siento que lo de esta mañana no es un síntoma positivo”, añadió.

El vicejefe de Gobierno porteño remarcó que “ayer el anillo digital mostró un 91% menos de operación, lo que significa que se está cumpliendo con el aislamiento”. Los trenes registraron 97% menos de usuarios y el subte, 99% menos. La situación cambió este miércoles, dado el “alto tránsito” que se observaba en la avenida General Paz, la autopista Pamericana y los puentes La Noria, Alsina y Pueyrredón. “No va en línea con lo que necesitamos”, planteó el funcionario.

“Ayer a la tarde empezamos a tomar medidas. La Ciudad tiene 111 ingresos. Tenemos que destinar personal policial y de tránsito bajo puentes, sobre todo al costado de la General Paz”, explicó. El dirigente planteó que se debe “cerrar eso para dejar abiertos los grandes accesos a la ciudad”. Esto permitirá concentrarse “en un trabajo más prolijo para cuidar también a los policías“, aseguró.

Compartir en: