Cuarentena: ¿cómo manejar la falta de libertad?

El psicoanalista, Luis Gratch, sostuvo que el aislamiento puede ser utilizado como una experiencia positiva.

Una de las preguntas que está surgiendo durante este tiempo de cuarentena es como cuidar la salud psíquica. El psicoanalista, Luis Gratch brindó una entrevista ayer al ciclo “Minuto a minuto” de C5N en la que se refirió a este tema. El primer punto en el que el especialista hizo hincapié fueron las consecuencias psicológicas del confinamiento. A su vez, detalló porque algunos sufren más que otros este aislamiento.

Lo primero que genera este nuevo modo de vida es la pérdida de la libertad. Esta carencia lleva a que la persona sienta aburrimiento y en algunos casos alcance un nivel de ira. Otro efecto es el estrés traumático, ya que, si bien el individuo se halla recluido en su hogar igual tiene miedo de infectarse. La persona no sabe si se contagió el virus antes de entrar en reclusión o si puede contraerlo cuando sale a comprar alimentos.

El especialista también se pronunció respecto a aquellos que incumplen con la cuarentena y no son capaces de desarrollar un gesto “mínimo” como es el cuidado del otro. Sostuvo que esta actitud se debe a tres cosas. La primera tiene que ver con que la gente tiene un mecanismo de racionalización, que consiste en minimizar el riesgo. El individuo lleva adelante esta acción como una manera de justificar sus errores.

El segundo punto está relacionado con la negación. El entrevistado señaló que el ser humano niega todo aquello que le causa dolor. Lo hace por una cuestión de arrogancia y omnipotencia, ya que, no quiere verse como un ser frágil y justamente, acorde con el psicoanalista, esta pandemia enfrenta a la persona con su fragilidad. Este virus le muestra a la humanidad, que todos deben enfrentarse en algún momento con la muerte, ya sea, respecto de uno mismo o de un ser querido.

Por último, el entrevistado puso el foco en el egoísmo. Indicó que hay muchos individuos que no están preocupados por el coronavirus, debido, a que por lo menos hasta ahora, no han vivido la enfermedad, ya sea, en carne propia o de forma cercana. Para concluir, destacó que la cuarentena puede ser aprovechada de manera positiva, debido a que, puede servir como una experiencia para aprender a manejar las frustraciones. En este caso la misma tiene que ver con la falta de libertad.

Compartir en: