La salida de Alejandro Vanoli de la ANSES viene con otro gran inconveniente para los jubilados

Ayer el Gobierno le pidió la renuncia al funcionario por su falta de gestión.

Ayer, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, le pidió hoy la renuncia al titular de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES), Alejandro Vanoli. Según lo que trascendió, en Casa Rosada, no están satisfecho con el trabajo que viene realizando. Por esta razón, El Intransigente dialogó con Eugenio Semino. El defensor del pueblo de la Tercera Edad reflexionó sobre este hecho y no auguró un buen futuro para los jubilados.

“Nosotros habíamos prevenido que esto ocurriría. Ese nefasto 3 de abril cuando se juntaron las situaciones generadas por ANSES y sus autoridades. Trece días sin poder percibir sus haberes los jubilados, pensionados y discapacitados. Eso por no haberse previsto que continuara el pago que fue suspendido desde el 20 de marzo. Y ese día, 300 mil adultos en todo el país, tuvieron que acudir a tratar de percibir sus haberes sin ningún ordenamiento, sin prevención por parte de ANSES”, aseguró.  

Asimismo, el dirigente aclaró que esta salida atrasa y trae consigo otras grandes complicaciones para el sector. “En Argentina, más que idoneidad, se buscan acuerdos de segmentos y fracciones políticas. Con lo cual, es un tema que se resolverá de esa forma. Lo que nosotros vemos, es que ha pasado el plazo que se había dado para, por ejemplo, sancionar una nueva Ley de Movilidad. Todavía siguen discutiendo cómo reunirse”, señaló.

Esto se lo atribuyo, no solo al oficialismo, sino al sistema político, porque vemos que se discuten otros temas y esto ni se menciona. Hoy está todo el mundo preocupado por los presos. Sin embargo, el adulto mayor sigue siendo, discursivamente, el que hay que preservar de coronavirus. Es decir que hay que fortalecer su cuarenta y que hay que esconderlo cada vez más. Pero en paralelo deja de ser el tema de sus derechos, aun los más elementales”, agregó.

Finalmente, Semino consideró los grandes gastos que aquejan hoy a una persona adulta mayor. “Hoy la canasta de un jubilado con gastos de vivienda supera los 40 mil pesos. La media de la jubilación está en $26 mil y la mínima en $16.800. A su vez, no se le protege la salud, así que me parece que el sistema político se tiene que hacer cargo y tiene que lavar sus culpas de esta situación”, cerró.

Compartir en: