Coronavirus: ¿qué pasa con las bajas temperaturas?

Uno de los infectólogos que asesora al Gobierno nacional habló sobre el futuro de la cuarentena.

En la noche del sábado, el infectólogo Eduardo López mantuvo una charla virtual con el piso de Minuto a Minuto. Durante la transmisión del programa televisivo, el especialista se refirió a la llegada del coronavirus a Argentina. Hizo especial hincapié en la necesidad de mantener las medidas de prevención contra el COVID-19. El gobierno de Alberto Fernández decidió extender la cuarentena hasta el próximo 10 de mayo, fecha donde se revisará la continuidad de la estrategia sanitaria.  

En primer lugar, Eduardo López realizó una evaluación sobre la situación de la pandemia en Argentina. Sobre este punto en particular, el experto en materia sanitaria remarcó: “La curva de aumento es bastante suave. Va a seguir aumentando, pero es un aumento que va a dar un pico exponencial”. Según las estadísticas del día de hoy, el total de infectados por coronavirus ascendió a 4668. La cantidad de fallecidos en las últimas 24 horas fue de 12 y en total suman 237.

A su vez, también explicó cómo impactan las bajas temperaturas en el desarrollo del coronavirus. Al respecto comentó: “La temperatura baja siempre facilita la transmisibilidad de los virus respiratorios. La temperatura óptima para la circulación del COVID-19 es entre 5 y 11 grados. Nosotros no tenemos 5 grados, pero algunas mañanas tenemos 8, 9 o 10 grados”. El Gobierno estudia nuevas medidas para flexibilizar la cuarentena a partir del 10 de mayo.

Por otro lado, el especialista, remarcó que las medidas de aislamiento están teniendo un impacto positivo en el país. “La mayoría de la población está cumpliendo una cuarentena bastante aceptable y el virus no tiene agentes que permitan su transmisión”, comentó en la entrevista televisiva. También adelantó: “Yo creo que en mayo o junio como mínimo, pero esto es mi opinó personal”.

Finalmente, también hizo referencia a lo que puede suceder con el sistema de educación. “En muchos lugares, lo último que se abren son las escuelas. Se comienzan por los más pequeños, guarderías o jardines de infantes. Luego se va aumentando en función del número de casos. Esto es muy dinámico”, sostuvo. Por último, sentenció: “Levantar la cuarentena en forma masiva o simultánea es un fracaso. Creo que uno tiene que empezar a flexibilizar por segmentación geográfica y ver cómo se desarrolla la curva”.

Compartir en: