Coronavirus: “Hay 8 vacunas que están en fase de estudios clínicos”

El médico Carlos Guzmán se refirió a la batalla contra el COVID-19.

La pandemia del coronavirus causó estragos en todo el mundo y continúa siendo un problema muy complejo para todos los países. En esa línea, en diálogo con C5N, el doctor Carlos Guzmán, quien se encuentra instalado en Alemania, brindó información acerca de todos los estudios aplicados para luchar contra la enfermedad. “Hay muchos estudios clínicos en marcha con distintos tipos de drogas, ensayos experimentales con suero de convalecientes, retrovirales…”, aseguró.

“Acá (Europa) estamos saliendo de un período en que hubo medidas muy restrictivas para evitar contactos sociales, lo que se ve es cómo relajar algunas de estas medidas dentro de un marco que permita mantener bajo control los contagios a nivel aceptable. Eso es un proceso y las consecuencias las vemos 1 o 2 semanas más tarde. Lo importante es que aquí nos estamos moviendo hacia el verano”, continuó el médico.

“Nosotros estamos envueltos en estudios de vacunas, nuestro objetivo es a largo plazo, tratamos de desarrollar una vacuna que de inmunidad más amplia a distintos coronavirus, el SARS, el MED, el COVID y otro que aparezca. Los coronavirus no son nuevos, pero de vez en cuando algunos de ellos tienen mayor potencial para infectar y causar daño grave en los infectados”, aclaró. “En este momento hay 8 vacunas que están en fase de estudios clínicos, hay más de 100 en desarrollo”, agregó.

Minutos más tarde, profundizó: “Las vacunas normalmente llevan 10 años, en el caso del SARS se desarrolló la vacuna en 5 años. Hablar de entre 18 meses y 3 años ya es una visión muy optimista. Hasta el momento los planes es que las vacunas que se están desarrollando, si demuestra ser efectiva y que no da lugar a efectos adversos importantes, puede haber una en la segunda mitad del 2021”. Por último, se refirió a la problemática de los hospitales.

La grave situación de los hospitales

“Hay un cierto número de pacientes que van a fallecer aunque los atendamos a tiempo, hay individuos ancianos, que tienen dos o tres enfermedades subyacentes, con COVID o con gripe pueden fallecer. Cada invierno a nivel mundial tenemos 250.000 muertes por gripe, medio millón en años más severos, hubo años con un millón de muertos, es una realidad que tenemos que aceptar”, afirmó. “Se implementan muchas medidas para contener la pandemia pero toda medida tiene efectos positivos y también consecuencias negativas. En este momento hay pacientes que temen ir a hospitales, los hospitales están ocupados con pacientes de COVID en muchos casos; vamos a tener pacientes que fallezcan por falta de otros diagnósticos, las enfermedades psiquiátricas se van a agravar”, concluyó.

Compartir en: