¿Cuáles son las ventajas y desventajas del teletrabajo en cuarentena?

Ante la pandemia del coronavirus ¿esta modalidad llegó para quedarse?

En estos días de coronavirus muchas empresas en Argentina siguen funcionando de la manera en que pueden. Durante la cuarentena se ha avanzado con la puesta en práctica del llamado “teletrabajo“. Esta modalidad, parece que llegó para quedarse, pero presenta ciertas ventajas y desventajas a tener en cuenta. Si bien muchas personas ven el lado bueno de quedarse en casa, entre otras cosas se pierde la colectivización.

¿Cuáles son todas las consideraciones a tener en cuenta sobre esta forma de trabajar en cuarentena? La columnistA de C5N, Carla Rebello explicó: “El teletrabajo vino a instalarse, pero presionado por la pandemia. Las cifras respecto al país dicen que el 56% de la población jamás la había usado y el 44% lo hacía esporádicamente. Esto sería el trabajo mixto: algunos días en la oficina y otro desde la casa”.

La periodista también expresó que según la “Encuesta Permanente de Hogares”, de un total de 12 millones de trabajadores que tiene Argentina, 3 millones (un 25%) estaría en posibilidades de implementar el teletrabajo, mientras que 5 millones (un 40%) no podrían por la operatividad que tienen las actividades. En cuanto a las potencialidades que tiene el teletrabajo, se concluyó que más de un 50% podría ejercer desde la casa.

Un 10% serían ocupaciones no calificadas para hacerlo. La encuesta también le consultó a las personas que hacen homeoffice que le pareció esta modalidad. Más del 65% expresó que les agradaría continuar de esta forma. En cuanto a las ventajas del teletrabajo, se concluyó que las empresas tienen menor gasto operativo (un 20% menos), baja la tasa de ausentismo y hay captación de talentos.

Las ventajas para los trabajadores es ahorro en tiempo (que usaban para ir al trabajo), hay flexibilidad de horarios y mejora la productividad. ¿Cuáles son las desventajas? Para las empresas, la falta de contacto hace que se deba invertir más tiempo y dinero en capacitaciones. Para los trabajadores, las desventajas están en el aislamiento, la falta de un límite horario y mayor gasto doméstico.

Compartir en: