Para Daniel Menéndez, el desafío de la cuarentena es "el cuidado de los barrios vulnerables"

El funcionario del Ministerio de Desarrollo Social dialogó con El Intransigente sobre la situación socioeconómica del país.

El subsecretario de Políticas de Integración y Formación de la Nación, Daniel Menéndez, analizó la situación socioeconómica de los barrios vulnerables. El funcionario del Ministerio de Desarrollo Social dialogó al respecto esta mañana en una entrevista para El Intransigente. El dirigente aseguró que “desde el Gobierno se leyó bien” la desigualdad que existe en la Argentina y se brindó “un acompañamiento enorme”. En este punto, hizo referencia al ingreso familiar de emergencia (IFE), que “dejó expuesta la estructura social de nuestro país”.

Según Menéndez, la cuarentena “ya era un desafío” en términos de cuidado sanitario por “la desigualdad que existe en nuestra sociedad”. Al respecto, destacó las dificultades de millones de familias para “poder sostener su día a día por fuera de las changas y el empleo informal”. “Ese diagnóstico es un diagnóstico que desde el Gobierno se leyó bien”, aseguró. Desde su punto de vista, se evidenció en el fortalecimiento del sistema sanitario y en la asistencia de las necesidades de la población.

El funcionario resaltó algunas de las medidas sociales que implementó la Casa Rosada para “poder enfrentar la pandemia de la mejor forma”. Entre ellas, mencionó el aumento de la tarjeta alimentaria y los incrementos a los programas de empleo en forma de bonos o refuerzos. “Me parece que hay que profundizar, mejorar y trabajar en la implementación de la asistencia alimentaria“, agregó.

El subsecretario hizo un especial hincapié en el IFE, el bono de $10.000 que el Gobierno otorga a través de la ANSES. Según el dirigente, el ingreso “deja expuesta la estructura social de nuestro país”. “Cuando se expresó como política pública, los especialistas señalaban un esquema de apenas 3 millones de personas. La verdad es que la inscripción superó los 10 millones y se terminó otorgando a casi 9 millones de argentinos y argentinas”, argumentó.

Situación de los barrios vulnerables

Menéndez explicó que el principal desafío la cuarentena “hoy tiene que ver con el cuidado de los barrios populares”. En este sentido, planteó que los esfuerzos se concentran en evitar que el coronavirus “penetre en los barrios humildes como ocurrió en la Villa 31“. Para lograrlo , consideró que es necesario articular medidas preventivas con los movimientos sociales. Además, resaltó “los dispositivos que tiene el Estado, como el Detectar o El barrio cuida al barrio, que son elementos muy valiosos”.

Pese a las protestas de organizaciones sociales por el estado de los barrios populares, el funcionario consideró que “hay una enorme comprensión” de que “hay que esforzarse y poner el hombro”. No obstante, reconoció que “hay falencias en la implementación de algunas políticas sociales” que se deben revertir. “Sobre todo, tenemos por delante el desafío de la Argentina que va a quedar pospandemia, que requiere un enorme esfuerzo para dar respuestas”, subrayó.

Compartir en: