¿Podrían morir enfermos de cáncer por demorar el diagnóstico y priorizar la atención del coronavirus?

El secretario general de SAFYB, Marcelo Peretta, habló en exclusiva con El Intransigente.

¿Podrían morir enfermos de cáncer por demorar el diagnóstico y priorizar la atención del coronavirus? En Estados Unidos, se calcula que habrá 10.000 nuevos muertos a causa del cáncer. ¿Podría replicarse ese escenario en Argentina? En ese marco, el secretario general de SAFYB, Marcelo Peretta, habló en exclusiva con El Intransigente. “Va a ocurrir lo mismo en Argentina”, admitió.

Asimismo, agregó que “va haber más muertos de cáncer porque no pueden ser atendidos ni diagnosticados a tiempo. Va haber más muertos por problemas cardiológicos porque no pueden ser diagnosticados ni tratados a tiempo. Ni siquiera seguidos como deben ser los diagnosticados de antes. Los bioquímicos hacemos los análisis clínicos y estamos haciendo el 25% de los análisis que deberíamos hacer”.

En esa línea, añadió que “el 75% de análisis que la gente no se hace es gente no diagnosticada de nuevos problemas de salud. O que no acompaña bien sus tratamientos con los estudios clínicos periódicos que les hacemos para ver si la medicación está resultando. Si los riñones están funcionando, si el hígado está funcionando, el corazón, todo eso lo sacamos nosotros estudiando sangre, orina. Si no lo hacemos, vamos vas a tener más enfermos y más muertes”.

“Solamente estamos trabajando en estos días al 25% de análisis de rutina que se tiene que hacer la gente. Quiere decir que el 75% restante está agravando su cuadro de salud porque si no se controla no puede saber si está bien, si está sana, si tiene que segur con el tratamiento o cambiarlo. Hay miles de pacientes que toman un medicamento que no les hace bien, pero no saben porque no se hacen un análisis y no van a ver al médico”, explicó.

Consecuencias de la cuarentena

Para finalizar, opinó sobre la extensión de la cuarentena. “Las consecuencias de esto son más consultas médicas cuando abra el sistema, más enfermos, más internados cuando se puedan internar. Y ya ahora porque se está saturando el sistema de salud y las terapias, no por casos de COVID-19, sino por otros casos. Las personas que están encerradas y no están atendidas y cuando llegan a terapia intensiva, lo contrario a lo que se debe hacer”.

Compartir en: