Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Alberto Fernández

POLÍTICA

Alberto Fernández declara en una causa contra Cristina Kirchner en un clima tenso y presionado por el archivo

El mandatario se presentará a las 9:30 en los Tribunales de Comodoro Py.





banner

El presidente Alberto Fernández se presentará este martes ante los Tribunales de Comodoro Py para prestar declaraciones en el marco de la denominada “causa Vialidad” que investiga a la vicepresidenta Cristina Kirchner por presuntos delitos cometidos en la adjudicación de obra pública en Santa Cruz durante el período 2003–2015. La presentación será en medio de un escenario de tensión interna en el Frente de Todos y el Jefe de Estado carga en su mochila con un archivo que lo condiciona. 

En su condición de exjefe de Gabinete de Cristina Kirchner, el mandatario argentina se presentará en persona ante la Justicia para efectuar la declaración, bajo juramento de decir verdad, de manera presencial, según anticipó el propio mandatario. De acuerdo a la información de NA, la audiencia fue convocada para las 9:30. 

Fernández se presentará ante el Tribunal Oral Federal Nº 2, integrado por los jueces Andrés Basso, Jorge Gorini y Rodrigo Giménez Uriburu. Estos magistrados ya oyeron las declaraciones de los exjefes de Gabinete kirchnerista  Jorge Capitanich y Aníbal Fernández, mientras que  para fin de mes está previsto que se presente el actual titular de la cámara de Diputados,  Sergio Massa. 

Hasta el momento, todos los exjefes de ministros de Cristina Kirchner enfocaron su declaración en cómo era el mecanismo de adjudicación de la obra pública. En este sentido, negaron que la entonces Presidenta de la Nación ordene direccionar las adjudicaciones a favor de la empresa de Baez sino que, coincidieron, la compañía del santacruceño reunía los requisitos logísticos necesarios. A priori, se prevé que la declaración de Alberto Fernández continúe en ese sentido

El Jefe de Estado se presentará a declarar por pedido expreso de la vicedepresidenta Kirchner. En 2018, las defensas de la actual Vicepresidenta,  la del empresario Lázaro Báez y la del exministro Julio de Vido propusieron que se presenten ante la Justicia tanto Fernández como el resto de los exjefes de Gabinete. 

Si bien se prevé que la declaración vaya en un sendero favorable para CFK, su visita a la Justicia será en medio de un terreno de conflictos internos del Frente de Todo a raíz del acuerdo con el FMI. La salida de Máximo Kirchner detonó el fraccionamiento más pronunciado dentro de la coalición de gobierno entre el núcleo duro kirchnerista y el albertismo. A esto, se le suma el silencio de la Vicepresidenta sobre el tema por lo que, lejos de cerrar filas y resolver las diferencias puertas adentro, abre el juego a múltiples conjeturas sobre la disputa de poder oficialista. 

El archivo que condiciona al Presidente

En 2016, Alberto Fernández brindó una entrevista al programa Plan M (Canal 26) y se refirió a la ‘Causa Vialidad’ con palabras que hoy parecen propias. “Esto me parece gravísimo. A mí me asombra que nadie dé una explicación”, manifestó en referencia al dinero que se le encontró al principal contratista de la obra pública de Santa Cruz. De fondo, la pantalla mostraba imágenes de cómo Báez y su “banda” contaban dólares en una cueva financiera de Puerto Madero.

“A mí si me llegan a imputar de una cosa así, vengo acá, me siento y te explico todo si es mentira y si no, me entrego. Pero me parece increíble que nadie explique nada”, insistió entonces el hoy Jefe de Estado quien llamó a profundizar la investigación y habló de una irrupción de la “locura cristinista”. 

“Cuando uno habla de estas cosas, enseguida aparece la locura cristinista de decir ‘Ah, te entregaste’. No. Esto hay que explicarlo porque además el que calla, otorga. Y si no tiene explicación, entonces es muy grave”, consideró el ¿antiguo? Fernández. Este duro planteo del actual Presidente para haber caducado y no coincidiría en nada con la declaración que hoy brindará ante los jueces donde la estrategia se posa en desligar a la figura de Cristina Kirchner de los delitos imputados.