Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
China

POLÍTICA

Alberto Fernández le da un nuevo cargo al embajador argentino en China tras la cuestionada gira

Se trata de Sabino Vaca Narvaja, quien fue criticado por entonar una canción del régimen comunista.

<


El presidente Alberto Fernández designó este viernes al embajador argentino en China, Sabino Vaca Narvaja, como nuevo representante diplomático del país ante Mongolia, territorio vecino del gigante asiático. El nombramiento se da apenas horas después de que el Jefe de Estado retorne de su gira por Pekín donde el funcionario de Cancillería elogió abiertamente el régimen comunista

A través del decreto 69/22 publicado en el Boletín Oficial, el Jefe de Estado oficializó la designación de Vaca Narvaja como “Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República de Mongolia”. Asimismo, aclaró que este nuevo cargo podrá desarrollarlo “sin perjuicio” del mismo rol que ya ocupa en China. 

De acuerdo a declaraciones de la Cancillería, el año pasado Argentina y Mongolia cumplieron 50 años de vínculos bilaterales por lo que se comprometieron a profundizar lazos. En este sentido, remarcó la Casa Rosada, entre los proyectos a futuro se destacan iniciativas vinculadas a la medicina nuclear, el uso de esta energía en satélites, y abrir el mercado para cítricos y genética bovina. 

Más allá de la cuestión diplomática oficial, este nombramiento abre juego a una lectura política al confirmarse apenas horas después de la gira presidencial en el gigante asiático. Desde el entorno de Alberto Fernández se mostraron muy conformes con la agenda que se llevó a cabo en Pekín, los resultados obtenidos y el desempeño del embajador Sabino Vaca Narvaja en la profundización de lazos con China. 

Asimismo, el diplomático protagonizó uno de los momentos polémicos de la gira cuando entonó frente al presidente chino Xi Jinping una canción militante del comunismo de la época de Mao Zedong para reivindicar el régimen totalitario acusado de asesinar a casi 80 millones de personas. 

El episodio ocurrió el último domingo luego del encuentro entre Alberto Fernández y Xi Jingping. “Sin el Partido Comunista, no habría una nueva China”, recitó en mandarín Vaca Narvaja en un gesto que causó sorpresa entre propios y extraños. El hecho fue captado por medios chinos controlados por el comunismo y difundido en sus señales como una maniobra de marketing político. 

Tanto este gesto como la reciente designación de Vaca Narvaja en una nueva embajada fueron cuestionadas por Juntos por el Cambio. “Le tendrían que dar las de Rusia y Ucrania también. Queda claro que es un embajador con superpoderes y extremadamente inteligente y que tenemos un gobierno que entiende el mundo como nadie”, enfatizó irónica la exfuncionaria de Cambiemos, Laura Alonso.