Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alberto Fernández

POLÍTICA

Alberto Fernández no acepta culpas: se defendió por sus dichos sobre Estados Unidos y hasta metió a Trump en el medio

El presidente apuntó fuerte contra Macri por haber tomado el crédito, otra vez, y se refirió a su última gira.

<


Alberto Fernández se refirió por primera vez sobre sus dichos sobre la relación «dependiente» con Estados Unidos. El primer mandatario, en su defensa por sus polémicas palabras involucró a Mauricio Macri y también, a Donald Trump. Además, dijo que no entiende porque viajar a Rusia y a China significa que el país tenga malas relaciones con los norteamericanos.

«Muchos se molestaron por lo que dije sobre la dependencia que tenemos con Estados Unidos y con el FMI, pero hay que mirar lo que nos pasa, efectivamente estamos en una enorme deuda generada porque el gobierno de Trump se lo facilitó a Macri», expresa el presidente en Radio 10 durante la mañana del sábado.

Sobre estos dichos Fernández volvió a hablar del acuerdo entre Mauricio Macri y el FMI, marcándolo de «inapropiado» y «desmedido». En medio de las negociaciones con el Fondo, dijo además, que en ese momento el organismo de crédito se equivocó, remarcando que «ellos mismos lo reconocieron».

Además, una nueva, involucro a Trump en el medio. Según el Jefe de Estado, el gobierno estadounidense de aquel entonces aprobó el crédito de 50 mil millones a Macri y eso hizo que desencadenara «lo que vivimos ahora». Luego dijo que el gobierno actual, de Joe Biden, acompañó en las votaciones «para encontrar una salida a lo generado por Macri». Esto último, es un guiño al presidente de los Estados Unidos luego de sus dichos.

La polémica con el periodismo

Otro momento de la entrevista, fue cuando dijo que Estados Unidos no debía sentirse ofendido por su última gira en China y Rusia. Resaltó que el mundo es multilateral y que eso no «significa que tengamos malas relaciones» con Norteamérica. Según el mandatario, el gobierno estadounidense entiende que el mundo no es más «ni comunista ni capitalista».

Luego se refirió a la conferencia de prensa de Cerruti, al hablar de que «algunos medios hablan de un off» y «pretenden que conteste en on». Según el presidente la versión de unas malas relaciones con Estados Unidos es una instalación mediática y no es real, en correlación con el relato de la portavoz de Casa de Gobierno.

Además, comentó que «no se sabe quién lo dijo». Para el presidente los trascendidos desde el Departamento de Estado estadounidense son mentiras. Luego, remarcó que «con Estados Unidos tiene una relación sincera y madura».

Defendió su gira por Rusia y China

«Cuando hablé de abrir la puerta a Rusia a la Argentina, no significa que pretenda instalar un régimen maoista en nuestro país». Alberto Fernández fue crítico otra vez con prensa y recalcó que no sabe de donde salieron esas versiones. El primer mandatario dijo que sus dichos solo fueron en pos de abrir comercialmente la puerta y no de una conversión al comunismo. El presidente se mostró muy familiarizado con el comunista y casi dijo que era devoto hacia ese régimen en su gira por China.

Luego, se defendió sobre su relación con China casi fraternal hablando nuevamente de Mauricio Macri. «El que le dio la principal condecoración, que es la Orden del General San Martín a Xi Jinping, fue Macri y no yo». En China, Fernández fue todo el tiempo muy adulador del presidente de aquel país, hasta llego a decirle que si viviese en Argentina, sería peronista.

«Dimos un paso muy significativo con el ingreso de la Argentina a la Ruta de la Seda y espero poder seguir proyectandonós hacia la apertura comercial en más países», decía Alberto Fernández.