Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Alberto Fernández

POLÍTICA

Desde coparticipación hasta presos políticos: los cruces entre Alberto Fernández y provincias opositoras

El conflicto con CABA, Corrientes, Jujuy y Córdoba.





banner

Los incendios en Corrientes y la quita de subsidios a los colectivos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) impulsaron un conflicto directo entre el Gobierno nacional y las administraciones provinciales. Sin embargo, ambos episodios se suman a un frondoso listado de cruces entre la administración de Alberto Fernández y las jurisdicciones comandadas por gobernadores opositores que llevó a impulsar el mote de “discriminadora” a la Casa Rosada del Frene de Todos.

En el caso de la provincia del noreste, el gobernador de la UCR, Gustavo Valdés, protagonizó en los últimos días múltiples cruces con el ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, por la asistencia de la administración nacional en la lucha contra los incendios. Mientras desde Corrientes cuestionan la tardía respuesta, desde Casa Rosada responsabilizan a la provincia por no pedir auxilio antes. 

En las últimas horas Valdés dialogó con Radio Mitre y detalló que en sus charlas con Nación bregan «permanentemente por una base de aviones hidrantes. En Corrientes no existe un avión hidrante de la Nación con base en la provincia». Además, confirmó que en medio del avance del fuego el ministro de Ambiente nacional lo llamó para pedirle que le dijera a Mauricio Macri que borre sus tweets críticos contra él.

En respuesta, Cabandié brindó declaraciones a AM750 donde señaló que en Corrientes «tienen aviones y brigadistas» y que desde Nación están «desplegando todos los recursos con la ayuda del ejército para las comunicaciones, que a veces son muy difíciles, al mismo tiempo hay medios aéreos, camiones». Además, dijo que solicitaron ayuda de varios países para sumar recursos. 

Por otro lado, otro de los focos de conflictos candentes de Nación es con la Capital Federal y la administración de Horacio Rodríguez Larreta. El último punto de discusión es la quita de los subsidios nacionales a CABA en 32 líneas de colectivos que significarán para la Ciudad una reducción de 14.6000 millones de pesos al año. Desde el Ejecutivo local insisten en que es una embestida política de Alberto Fernández y Cristina Kirchner. 

Ante este escenario, el jefe de Gobierno porteño recordó también que las arcas capitalinas no cuentan con el dinero para hacerse cargo de cubrir el gasto porque «han sacado la coparticipación hace menos de dos años», hecho que sucedió en 2020.En ese momento, Nación decidió quitar más de un punto a la masa de coparticipación que recibía la Ciudad para destinarlos a la Provincia de Buenos Aires a fin de que la gestión de Axel Kicillof pueda solucionar conflictos con la Policía Bonaerense. 

La medida fue muy cuestionada por todo el arco de Juntos por el Cambio y Larreta decidió elevar el reclamo a la Corte Suprema para que se diera marcha atrás. El conflicto aún es discutido en la Justicia donde CABA señala que es irregular la quita y Nación esgrime que corresponde a la vuelta atrás con una reasignación de fondos mal hecha en el macrismo. . Según un cálculo del Ministerio de Hacienda de la Nación, la Ciudad perdió $120.000 millones, algo a lo que ahora se le sumaría la quita de los fondos por los colectivos.

Gerardo Morales y Juan Schiaretti

En Jujuy, el gobernador radical Gerardo Morales afronta un conflicto político con el gobierno del Frente de Todos por Milagro Sala, la dirigente social detenida a raíz de un ataque perpetrado contra el mandatario norteño. “El problema político más serio que puede enfrentar el gobernador es la liberación de Sala. Desde Alberto Fernández y en gran parte de su gabinete, incluyendo la ministra Elizabeth Gómez Alcorta que fue defensora de ella, piden por su liberación”, enfatizó la comunicadora Débora Plagger por LN+.

En tanto, en Córdoba el foco de conflicto más fuerte es en torno al destino de fondos y la ‘discriminación’ de Nación a la provincia del centro del país. El último cruce entre ambos fue a raíz del tarifazo que aplicó Schiaretti en energía, duramente cuestionado por Cristina Kirchner, y que generó la pronta respuesta del gobernador. “Cristina fue, como Presidenta, la que más discriminó a Córdoba”, disparó, además de asegurar que “ella sólo defiende los intereses del AMBA”.

Por último, el año pasado protagonizó un cruce con el presidente Alberto Fernández cuestionará a la Provincia por diferenciarse de Nación y la tilde de terreno hostil. «Por más que los dirigentes del AMBA, los dirigentes porteños, nos digan lo que tenemos que votar o no les guste Córdoba, esta provincia no se va a callar nunca porque tenemos el orgullo de ser la capital del interior profundo de la Patria», sostuvo Schiaretti en un nuevo punto en el extenso historial del gobierno de Fernández y provincias no aliadas.