Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
El Trece
El Trece

ESPECTÁCULO

El drama de un periodista de El Trece para ver a sus hijos: «Ya no tengo más herramientas»

El comunicador se mostró indignado en las redes sociales.

Sebastián Domenech, reconocido periodista de TN y El Trece, vive una verdadero calvario desde hace años. Es que el movilero no puede ver a sus hijos desde hace muchísimo tiempo por una presunta falsa denuncia que le habría propiciado su expareja. Harto de la situación y cansado de la falta de resolución de la Justicia, el comunicador se despachó en las redes sociales con un fuertísimo descargo. Sin dudas, el drama del periodista de El Trece para ver a sus hijos conmovió a más de uno.

«Señora jueza, aún no tengo novedades en la causa para ver a mis hijos. La feria judicial ya terminó hace varios días, el descanso quedó atrás. Cuando va a ordenar la revinculación? Cuando va a hacer Justicia por los niños? Así es en todas las causas? Y esto también debo contarlo, al menos para quiénes están en la misma, porque al final somos muchísimos. El resto, sepa disculpar, pero ya no tengo más herramientas», comenzó relatando en Twitter.

«Y con esto ya empiezo a sospechar de algo intencional por parte de la jueza por motivos que desconozco. Insólito: hablo de la sentencia en el expediente ´alimentos´ (el lado B de la causa para poder ver a Caro y Maxi después de 6 años), un expediente al que siempre le cumplí con absoluta prolijidad, como corresponde. Pero esta sentencia va contra los propios mellis e incluso contra Sol», agregó el cronista de El Trece.

«La jueza, tras actualizar la cuota alimentaria, sentenció que debo aumentar anualmente un porcentaje que supera ampliamente el porcentaje de la actualización anual de mi salario. Con lo cual, con el paso del tiempo, no solo estaré impedido de poder cumplir con las necesidades de mi tercera hija (Sol) y mi actual hogar con Naty, sino que tampoco podré hacerlo con la propia cuota para los mellis. Esto es ridículo», continuó el periodista.

«Además ( y acá viene lo increíble), debo pagar un retroactivo que se transforma en una suma literalmente millonaria. MILLONARIA! Por qué debo pagar esa ´deuda´, ese retroactivo, si siempre cumplí con lo que ordenó la propia jueza? De donde saco ese dinero? Más horas de trabajo obviamente ya no puedo conseguir. Otra: como les pasa a muchos, las costas están a mi cargo. Debo pagarle todo a la abogada de la otra parte y encima como si esa letrada hubiese estado desde siempre cuando en realidad hace apenas un tiempo interviene», completó Domenech.