Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Vladimir Putin

MUNDO

El Gobierno de Rusia ningunean las sanciones económicas porque los lazos con Occidente «no son necesarios»

El expresidente Medvédev y cercano a Putin habló sobre la guerra en curso y se refirió a las suspensiones.

<

«Rusia ya no necesita realmente lazos diplomáticos con Occidente», dijo esta mañana el expresidente y principal autoridad de seguridad Dmitri Medvédev, desestimando las sanciones impuestas a Moscú por su invasión a Ucrania. En relación a las supuestas sanciones económicas que pondría Europa a Rusia, el exmandatario se mostró desigual.

Medvédev dijo que las sanciones dieron a Rusia una buena razón para retirarse del diálogo sobre la estabilidad estratégica (nuclear) y, potencialmente, del Nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (New START) firmado con Washington en 2010 y prorrogado en 2021. En los comentarios de su página verificada en la red social rusa VK, Medvédev escribió: «No necesitamos especialmente las relaciones diplomáticas (…) Es hora de cerrar con candado las embajadas y seguir con los contactos mirándose con prismáticos y mirillas».

Medvédev, estrecho aliado del presidente Vladimir Putin y jefe adjunto del Consejo de Seguridad de Rusia, dijo que las «maravillosas (sanciones) de Occidente no cambiarán nada, por supuesto». Moscú continuará sus operaciones militares en Ucrania hasta que haya alcanzado los objetivos definidos por el presidente Vladimir Putin como «desmilitarización y desnazificación», afirmó según informa Reuters.

«Las sanciones se imponen por una simple razón: la impotencia política derivada de su incapacidad (la de Occidente) para cambiar el rumbo de Rusia», escribió Medvédev. Condenó como «realmente injusta» la decisión del Consejo de Europa, un organismo de vigilancia de los derechos, de suspender la pertenencia de Rusia.

Pero añadió que la medida constituía una buena razón para «dar un portazo» definitivo a la organización, dando a Rusia la oportunidad de restablecer la pena de muerte para los delincuentes peligrosos. Las fuerzas rusas bombardearon durante la madrugada del sábado por tercer día consecutivo ciudades ucranianas, incluida la capital Kiev, con artillería y misiles de crucero, pero el presidente Volodymyr Zelenskiy afirmó que Kiev sigue en manos ucranianas.