Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alfredo Leuco

ESPECTÁCULO

«El padre de la patria»: Alfredo Leuco homenajeó a San Martín

El conductor expuso su descargo en Radio Mitre.

<

Alfredo Leuco retomó sus labores en Radio Mitre la semana pasada y trató diversos temas en sus editoriales. De hecho, en su descargo más reciente, el comunicador esgrimió un homenaje extenso frente a otro aniversario del nacimiento del General San Martín y recordó parte de la historia del prócer argentino.

«Después de tantos días de fuego y catástrofe ambiental, los correntinos en particular, y los argentinos en general, por fin, tenemos algo que celebrar. La bendición de la lluvia apagó la mayoría de los incendios que dinamitaron la provincia. Tal vez don José de San Martín, el padre de la patria nos dio una mano desde el cielo de los héroes nacionales. Porque en esa tierra que volvió a respirar, un día como hoy, pero de 1778, nació el libertador de América. En una humilde casa de Yapeyú, a orillas del río Uruguay, en lo que eran las misiones jesuíticas, Gregoria Matorras dio a luz al argentino más grande de todos los tiempos», dijo el conductor en el comienzo.

Y remarcó: «Rescatar su vida y obra, llenará nuestros pulmones de esperanza frente a tantas frustraciones de un gobierno nacional que solo produce bronca y rechazo. Con el mundo que parece arrodillarse frente a un tirano invasor y criminal como Vladimir Putin, viene bien rescatar que San Martín cruzaba las fronteras para darles libertad y romper las cadenas del oprobio en otros países.Está claro que a San Martín lo necesitamos más que nunca. ¡Qué bien que nos vendría en estos tiempos de cólera y twitter su sabiduría y su coraje patriótico! Qué bien que nos vendría que bajara del bronce o se escapara de los libros para darnos cátedra de cómo ser un buen argentino sin robar ni perseguir a nadie ni sembrar el odio entre los hermanos. Porque todavía vive en el corazón de los argentinos».

«San Martín, era austero y honrado hasta la obsesión. Incluso le hizo quemar a su esposa Remedios los fastuosos vestidos de Paris que tenía porque decía que no eran lujos dignos de un militar. San Martín manejó cataratas de fondos públicos y murió sin un peso. En su testamento se negó a todo tipo de funerales. La muerte lo encontró en el exilio, casi ciego, muy lejos de Puerto Madero en todo sentido. Don José de San Martín fue un ejemplo de rectitud cívica en tiempos de traiciones, corrupción y contrabando», expuso.

A modo de cierre, Leuco sentenció: «San Martín es nuestro. Y nos puede ayudar a sacar los mejor de nosotros. Para no rendirnos ni bajar los brazos frente a los que fabrican autoritarismo para conseguir la suma del poder público. Un San Martín para que nos siga iluminando aún en los momentos más oscuros».