Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Jorge Rachid

POLÍTICA

El relato de Jorge Rachid sobre la violencia que sufrió de parte de Joe Lewis en Lago Escondido

El médico sanitarista relató que fue lo que vivió de parte de las fuerzas del magnate inglés.

<


Durante el reclamo por la soberanía de Lago Escondido, custodias del magnate inglés, Joe Lewis, detuvieron a los manifestantes que se encontraban en un espacio público protestando. Sin embargo, el empresario relacionado a Mauricio Macri adquirió más de 12.000 hectáreas de Rio Negro en los 90′ y ahora nadie deja que ni se acerque a las zonas provinciales cercanas a su mansión.

Quien se encontraba allí manifestándose luego de que la Justicia lo obligue a permitir el acceso a los visitantes al lago era Jorge Rachid, médico sanitarista, que junto a un grupo de personas sufrió violencia de parte del accionista de Edenor. «Salimos del Lago Soberanía en 5 kayak. Queríamos desembarcar del otro lado, al Lago Montiel para después ir al Lago Escondido», inició el dirigente peronista en su relato de lo vivido en C5N.

Sumado a esto, detalló que cuando llegaron a la costa «había 20 personas encapuchadas que nos dijeron que si bajábamos ahí nos pinchaban. Nos amenazaron con comernos en el asador, nos insultaban y no nos dejaban bajar», denunció el asesor de Salud en la Provincia de Buenos Aires que agregó que «después aparecieron 30 jinetes a caballo totalmente encapuchados y cuando intentábamos ver que era lo que pasaba nos pincharon el bote en el que estaba yo».

Seguido a esto, Rachid recordó que «estuvieron ahí cuatro horas. Había un sol infernal y nosotros con un tarrito sacábamos el agua y con la bomba inflábamos el bote para no hundirnos». Además, el dirigente resaltó que «esa zona en la que estábamos no es propiedad de Lewis, es provincial» pero que nadie hace nada para frenar las fuerzas de seguridad que instaló el magnate inglés.

Por último, reconoció que «decidimos volver porque no queríamos conflictos ni que se mezcle nada» aunque «durante toda la noche había disparos de escopeta para amedrentarnos». Sin embargo, el médico sanitarista reveló que junto a su equipo «filmamos todo y está la mano derecha de Lewis en escena«. Ahora la justicia, la misma que no le pone un alto al empresario, deberá tratar estas amenazas más el acceso al Lago Escondido para sus visitantes.