Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Chano

ESPECTÁCULO

«Estoy impactada»: la madre de Chano rompió el silencio tras lo sucedido con la droga adulterada

Su familia tuvo que vivir situaciones límites.

Momentos de mucha desesperación y preocupación fueron los que tuvo que vivir Marina Charpentier hace algunos meses atrás, cuando las adicciones de su hijo, Chano, lo llevaron a recibir un impacto de bala que puso en peligro su salud. Ahora, tras lo sucedido en nuestro país con la droga adulterada, rompió el silencio en diálogo con Cristina Pérez en Radio Rivadavia.

«Son madres que luchan solas y que aparecen otra vez entre las sombras, entre la podredumbre, en la agonía de vidas que intentan rescatar o redimir», comenzó manifestando la periodista delante de sus oyentes. «Estoy impactada, dolida, conmovida de todo lo que está pasando. Es tremendo», aseveró la madre del cantante.

«Las madres tenemos esta impotencia, cargamos con este dolor permanente. Después de escuchar a Bety, la madre de los cinco chicos que consumieron, la llamé por teléfono, le quise decir que contara conmigo, que la abrazo. Lo que puedo decir de esto es: las drogas matan. Esta droga adulterada con veneno, es veneno sobre veneno. Las drogas matan, esta y todas, y esta problemática nos atraviesa absolutamente a todos», lanzó Marina delante de Cristina Pérez.

La necesidad de abordar esta problemática

De manera tajante, la mamá de Chano continuó con su descargo. «Todos creemos que porque los pibes compraban en la Puerta 8 o en la villa, todos los que consumen son villeros y no es así. Lo digo no como una carga despectiva, sino como la sociedad los nombra.Y la verdad es que ahí compra cualquiera, atraviesa a todas las clases sociales. Si no nos hacemos cargo de que la Argentina es un lugar de extremo consumo… No puedo entender la ceguera. La mayor característica de la adicción es la negación y creo que la Argentina es un país adicto», apuntó.

«La Argentina consume a su gente, a sus pobres, y no los ayuda, y les miente, les hace creer que van a tener algo, a mejorar, que se va a ir la pobreza, que va a parar la inflación, que va a terminar la inseguridad… Y nada de eso ocurre. Les miente y se miente a sí misma. ¿Cómo vamos a abordar un problema que no reconocemos tener? El problema no es hoy que estos chicos se están muriendo envenenados, todos los días se mueren chicos jóvenes, adultos, por consumir basura y veneno. Las 70 personas, mínimo, que fueron a comprar a la Puerta 8, ¿nadie sabía, nadie vio que entraban todos los días a comprar y que alguien vendía algo? ¿Por qué todos somos cómplices de esa ceguera?», se preguntó indignada.

Marina Charpentier