Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Pichu Straneo
Pichu Straneo

ESPECTÁCULO

Flor de la V estalló de risa con la anécdota que contó Pichu Straneo

El comediante recordó que rechazó a un reconocido director de cine por creer que era una broma.

Flor de la V se luce conduciendo los fines de semana «La Noche de la V». La artista siempre lleva invitados de lujos que la hacen emocionar o divertir con sus historias. El fin de semana pasado, Flor de la V estuvo recibiendo a Pichu Straneo. El comediante que se desempeña excelentemente en «Manda Play» estuvo recordando el día que rechazó a un reconocido director de cine por creer que era una broma.

Pichu Straneo recordó que se encontraba durmiendo la siesta cuando lo despierta su esposa para avisarle que tenía telefóno. Conjuntamente, ella le explicaba que era para hacer una películla. El humorista no creyó que fuese cierto. «Me están jodiendo» recuerda que le dijo a su esposa. No obstante, Pichu atendió la llamada en esa oportunidad.

De inmediato, explicó que lo que le decían del otro lado del teléfono es que Juan José Campanella estaba por hacer una película. En ese contexto, el director había pensado en él para un personaje. «Ah mirá vos, no te puedo creer» recuerda que le dijo Pichu Straneo a quien lo hablo por teléfono. Asimismo, señaló que él seguía creyendo que era una broma.

En el piso, todos estaban tentados esperando el remate de esta historia. «Qué lindo» fue lo que le dijo el conductor a quien le hablaba del otro lado del teléfono. Además, recuerda que le consultó si le gustaría. Pichu Straneo le confirmó que sí, pero que primero debía pedir permiso a Ideas del Sur. Conjuntamente, el comediante agregó algo fuera de lugar creyendo que era una broma.

«Y la verdad es que, te cuento, en tres días me tengo que operar de la ch…» dijo desubicadamente Pichu Straneo. En el piso todos empezaron a estallar de la risa ante la ocurrencia que tuvo el humorista. Flor de la V se agarraba la cabeza y remarcaba «No» mientras explotaba de la risa. Sin saberlo, Pichu Straneo estaba despercidiando una de las mejores oportunidades de su vida.