Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Gustavo Sylvestre

ESPECTÁCULO

La banalización de Gustavo Sylvestre sobre la inflación: ¿es culpa de los comerciantes o del Gobierno?

El comunicador intentó elaborar una teoría sobre los precios que no se utiliza en ningún país capitalista.

<

Gustavo Sylvestre, periodista y conductor de C5N, manifestó que el ciudadano argentino debe tener una acción militante para frenar los aumentos «injustificados» de los comerciantes, en especial, sobre las verduras y frutas. Por otro lado, apoyó la propuesta de Rafael Klejzer, referente de del Movimiento Popular La Dignidad, para crear una «empresa nacional de alimentos», donde el productor pueda acercarse directamente al consumidor y terminar con la inflación.

«El tema principal hay que traen los diarios es la suba en la inflación, sigue alta 3,9%. Esto está en la tapa de todos los diarios. A ver muchachos no compremos, empecemos una acción militante, te aumenta el tomate, no se compra tomate por una semana, te aumenta la lechuga, no se compra lechuga. Nadie se murió, porque no comió tomate o una hojita de lechuga, necesitamos una acción militante y responsable», sentenció Sylvestre en una editorial para Radio 10.

«Esto también tiene que ir acompañado por información del propio gobierno, busque otras alternativas que las hay. Creo que es una lucha que perdí, la de instalar una responsabilidad mayor del ciudadano para marcar la cancha. El poder lo tenemos nosotros, porque sacamos la billetera y pagamos. El precio de la lechuga esta 250 pesos el kilo», expresó el exconductor de A dos Voces.

«Están proponiendo crear una empresa nacional de alimentos para combatir la inflación y frenar la suba de dos dígitos», señaló el periodista desconociendo como funciona un sistema de precios. La ciencia económica ya lo confirmó: la inflación es un fenómeno monetario, es decir, si el Banco Central emite más billetes de lo que demandan los argentinos, en consecuencia, la moneda se devaluará y todos los precios subirán.

«La inflación es una de las preocupantes, la primera que tiene la población hoy y es donde el gobierno tiene que poner toda la energía en solucionarlo», admitió de manera forzada Sylvestre y reconociendo que la mayor responsabilidad debe recaer en los políticos y no en los ciudadanos. Por ahora, parece ser un tema pendiente en la agenda del oficialismo.