Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Cristina Kirchner

POLÍTICA

La condena a la invasión de Rusia: ¿otro quiebre entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner?

El acuerdo con el FMI es otro tema que genera fisuras dentro del Frente de Todos.

<


Cristina Fernández de Kirchner rompió el silencio en sus redes sociales con respecto al conflicto bélico en Europa del este. Allí defendió la «integridad territorial de Ucrania» pero evitó condenar la invasión de Rusia. Sin embargo, funcionarios cercanos a Alberto Fernández tomaron un posicionamiento opuesto. ¿Se trata de otro quiebre dentro del Frente de Todos?

En su cuenta de Twitter, la actual vicepresidenta explicó que en 2014, durante su gestión, Argentina votó a favor de un texto presentado por Estados Unidos en el que se defendía la «soberanía, la independencia, la unidad y la integridad territorial de Ucrania«. Además, contó que en ese momento Rusia, que tenía derecho a voto, «ejerció dicho privilegio y se pronunció en contra«.

Sin embargo, la compañera de fórmula de Alberto Fernández evitó condenar la invasión de Rusia en Ucrania. Esto no sucedió de la misma manera entre los funcionarios más cercanos al mandatario nacional. Es que, el canciller Santiago Cafiero dio un discurso en la ONU en el que expuso que «Argentina condena la invasión de Rusia a Ucrania y las operaciones militares en su territorio».

Si bien Alberto Fernández había escrito unos tweets en sus redes sociales donde destacaba un profundo lamento por lo que está pasando en Ucrania, no condenaba la invasión como tal. El discurso de Cafiero es, hasta el momento, el que plantea un posicionamiento firme en el debate. Es que, el Canciller determinó que «la paz es urgente en Europa del Este».

En Ginebra, Cafiero expresó «Argentina reitera a la Federación Rusa que cese inmediatamente en el uso de la fuerza y condena la invasión a Ucrania así como las operaciones militares en su territorio». Además, agregó que «la tragedia que vemos hoy en Ucrania nos confirma que no hay seguridad internacional con escaladas, provengan del país que provengan».

De esa manera, el funcionario continuó «la lógica de la escalada surge de una dinámica peligrosa. Su corazón es la amenaza. No construye, destruye«. A su vez, remarcó que «el mundo no soporta más sufrimiento ni debe tolerar más muertos. La paz es urgente«. Para concluir dijo que «la paz es un horizonte posible» y que hay que preservar «la vida».

No obstante, el discurso de Cafiero no va en total sintonía con lo escrito por la vicepresidenta. Es que Cristina Kirchner en sus tweets utilizó el hilo que había difundido en 2014 cuando Ucrania y Rusia estaban también en conflicto por Crimea. Allí, la entonces mandataria nacional había difundido que «creemos que la cuestión de Ucrania debe resolverse en un clima de negociación política».

Además, Cristina Kirchner había escrito que «resultaría una trágica paradoja que en 2014, centenario de la Primera Guerra Mundial, Europa o el mundo deba enfrentar conflictos armados». A su vez, utilizó como ejemplo el caso de las Islas Malvinas. En ese sentido, manifestó que «no se puede estar de acuerdo con la integridad territorial en Crimea y en desacuerdo con la de Malvinas».

Los otros quiebres dentro del Frente de Todos

Aparte de la condena a Rusia por la invasión en Ucrania, dentro del frente oficialista existen otros temas que generan roces entre distintos sectores. Uno de ellos es el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el cual se espera que dentro de estas semanas ingrese al Congreso para ser tratado. Sin embargo, aún no hay una fecha definida para el debate.

Cuando el Gobierno Nacional anunció el acuerdo con el FMI, recibieron diversas respuestas. Desde la oposición celebraron la medida, aunque pidieron ver la «letra chica» para determinar si acompañarán o no con su voto. No obstante, desde el PRO ya habían adelantado que votarán a favor para evitar que «Argentina caiga en default».

Sin embargo, dentro del propio Frente de Todos el entendimiento generó ruidos. Es que incluso el propio hijo de Cristina Kirchner, Máximo, renunció a la presidencia del bloque oficialista en la Cámara de Diputados. Las razones del legislador fueron que el Presidente necesitaba en ese lugar a alguien que estuviese de acuerdo con el acuerdo. Es por eso que luego ese lugar fue ocupado por Germán Martínez.

Ahora el resultado de la votación será un misterio dado que hay que ver la posición que toman los legisladores del kirchnerismo «duro». Es que si deciden abstenerse, la iniciativa podría aprobarse con una mayoría de votos opositores. Sin embargo, aún no hay fecha ni horario para el debate, lo único que se espera es que el proyecto ingrese por Diputados para luego pasar a Senadores.