Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rusia

MUNDO

La guerra se aproxima: Ucrania a un paso de declarar el estado de emergencia en todo el país

Los preparativos de defensa continúan ante la escalada de los rusos en las regiones separatistas.

<

La guerra con Rusia es inminente y el funcionario encargado de la seguridad de Ucrania, Oleksiy Danilov, piensa declarar en las próximas horas el estado de emergencia en todo su país. El objetivo es aplicar restricciones de tránsito y la prohibición de huelgas. Esto implica imponer un toque de queda y otras medidas para controlar posibles disturbios sociales o rebeldes que quieran derrocar al Gobierno ucraniano.

La medida especial que se anunciará en las próximas horas será por 30 días y podría extenderse en función de las nuevas novedades que ocurran. Si la guerra se inicia, todo indica que, el estado de sitio, será estricto hasta que se solucione el conflicto. En otras palabras, cada ciudadano de Ucrania deberá justificar su tránsito en las calles.

Los ucranianos han tomado una serie de medidas, mientras se preparan para un posible ataque de Rusia. El ejercito de Vladimir Putin llegó a la zona del Este para apoyar a dos regiones separatistas, un hecho que fue catalogado como una invasión disfrazada. Durante la noche, varios tanques y camiones militares llegaron a las regiones prorusas y fueron filmados por vecinos.

«Estas son medidas de precaución para mantener la calma en el país, para que nuestra economía y nuestro país puedan funcionar», sentenció Danilov en declaraciones citadas por Reuters y agregó: «La fuerza o debilidad de la emergencia se determinará en función de las amenazas que puedan aparecer en ciertas regiones. Estamos hablando de regiones fronterizas, porque tenemos fronteras con la Federación Rusa y con Bielorrusia».

Mientras tanto, Ucrania recibe apoyo logístico de la Unión Europea y Estados Unidos, quienes ya iniciaron una serie de sanciones económicas para perjudicar la economía de Rusia y buscar una manera pacífica de detener la invasión. Sin embargo, todas estas medidas han provocado a Putin, quien sigue comandando sus tropas.