Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Union Europea

MUNDO

Las nuevas mediciones de carbono en los autos híbridos

El año pasado, se vendieron casi tantos híbridos enchufables en Europa como vehículos eléctricos de batería.

La Unión Europea planea hacer más riguroso su método para medir las emisiones de dióxido de carbono que producen los autos híbridos con conexión a la red eléctrica, ya que las pruebas actuales arrojan resultados hasta cuatro veces inferiores a las emisiones registradas en condiciones reales. Así, el bloque busca reducir frenar el cambio climático en consonancia con los acuerdos firmados en la COP26.

La nueva metodología podría significar que algunos fabricantes de automóviles, que en 2021 vendieron casi tantos híbridos enchufables en Europa como vehículos eléctricos de batería (BEV), tendrían que vender más BEV para cumplir los objetivos de emisiones del bloque y evitar multas considerables.

Según dos fuentes familiarizadas con el asunto, es probable que el test revisado se aplique aproximadamente a partir de 2025. Los datos de los medidores de consumo de combustible —que, según la legislación de la Unión Europea, deberán incorporarse a los automóviles nuevos a partir de 2021— se incluirán en el test, dijeron.

Esto ofrecerá una imagen más realista de la medida en que los automóviles híbridos siguen dependiendo de su motor de combustión interna en lugar de la batería eléctrica. «El factor de electricidad se modificará», dijo a Reuters Petr Dolejsi, director de transporte sostenible de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA). «Estamos empezando a recoger los datos de los vehículos… es un proceso continuo», agregó.

El cambio de la prueba para reflejar mejor las emisiones del mundo real respalda el creciente consenso entre los grupos ecologistas y los reguladores de que los híbridos enchufables no son tan respetuosos con el medio ambiente como se creía, y no deberían recibir el mismo trato que los vehículos eléctricos de batería a la hora de diseñar la política de fomento de la electrificación.

Los fabricantes de automóviles, que aún están restableciendo su imagen tras el escándalo del Dieselgate de 2015, en el que algunos utilizaron software ilegal para falsear los test de emisiones, suelen publicar los resultados de sus pruebas de emisiones a principios de año. Pero las cifras oficiales no son publicadas por la Comisión Europea hasta varios meses más tarde.

Por su parte, Volkswagen, Mercedes Benz, BMW y Renault han dicho que cumplieron sus objetivos para 2021, reforzados por las ventas récord de vehículos eléctricos. Los objetivos para este año se situaban en torno a los 95 g de CO2/km, variando ligeramente ya que el objetivo de cada fabricante se ajusta en función del peso medio de sus vehículos.