Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ucrania

MUNDO

Mientras organizaban la negociación Kiev resistió otra noche de ataques rusos

En medio de las negociaciones en Bielorrusia, Ucrania seguía resistiendo ataques por parte de Rusia.

<

Desde el Ministerio de Defensa de Rusia se informó al presidente Vladimir Putin que las fuerzas de disuasión nuclear comenzaron el servicio de combate con personal reforzado. Es que el mandatario nacional había ordenado que dichas fuerzas se pusieras «en modo especial de servicio de combate». Sin embargo, desde el Ejército de Ucrania manifestaron que Kiev resistió toda la noche ataques.

Según publicó NA, el ministro Sergei Shoigu, le explicó a Putin que «los turnos de servicio de las unidades de control de las fuerzas de cohetes estratégicos, de las flotas del Norte y del Pacífico y del comando de aviación de largo alcance han comenzado a realizar funciones de combate con una creciente capacidad». No obstante, Kiev todavía está en manos de Ucrania.

En ese sentido, las tropas rusas no lograron controlar ninguna de las grandes ciudades. Por su parte, las fuerzas ucranianas repelieron a los militares invasores en todos los frentes durante la noche. Sin embargo, a pesar de los ataques aéreos en diferentes lugares, los sistemas de defensas ucranianos resistieron. La única excepción fue Berdyansk, en el sur de Ucrania.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, manifestó que sus fuerzas armadas alcanzaron 1.114 objetivos de infraestructura militar ucraniana desde que comenzó la operación militar. Sin embargo, en el mientras, se desarrollaban negociaciones entre ambas partes para terminar con el combate en Bielorrusia.

A su vez, el jefe de derechos humanos de la ONU dijo que son 102 los civiles que murieron y cientos los que resultaron heridos. Además, el presidente de Ucrania explicó que hay al menos 16 niños que perdieron la vida. En ese sentido, mientras las negociaciones se daban en Bielorrusia, familias ucranianas estaban aterrorizadas en refugios, sótanos o pasillos esperando averiguar cómo sigue todo.