Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
ley de humedales

POLÍTICA

Nueva Ley de Humedales: las modificaciones que realizó el Gobierno sobre el proyecto anterior

Luego de no incluir el proyecto en las sesiones extraordinarias, el Gobierno modificó sus apartados.

<


La Ley de Humedales que impulsó el Gobierno nacional perdió estado parlamentario luego de que no la incluyan en los temas a tratarse dentro de las sesiones extraordinarias de febrero. De esta manera, este proyecto quedó trunco por tercera vez en diez años, luego de que en 2013 y 2016 hayan obtenido media sanción de parte de senadores pero no así del sector de diputados del Congreso de la Nación.

Sin embargo, el Gobierno ya comenzó a trabajar en una nueva Ley de Humedales que será similar a la anterior aunque con dos diferencias que podrían ser sustanciales a la hora de la votación. Según informó NA. el ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible ya comenzó en la redacción de los dos apartados que se agregarán aunque esto deberá pasar la Comisión de Ganadería del Congreso de la Nación, Comisión de Ganadería, la Comisión de Intereses Marítimos y Portuarios y luego la Comisión de Finanzas.

Este proyecto estará acompañado de otro para crear más Parques Nacionales y en paralelo otro que profundice la protección de las especies que habitan tanto en Humedales como en otros ecosistemas. La finalidad que tienen estas inclusiones es esquivar la resistencia de la agroganaderia, megamineria y rubro inmboliario que buscan trabajar sobre estas áreas.

La diferencia entre los proyectos de la Ley de Humedales

El punto sustancial en la comparación entre los proyectos está en la creación de los Parques Nacionales. En caso de que esto hubiera sido aprobado el año pasado por ambas cámaras, a día de hoy habría empresas trabajando sobre la zona de humedales con regulaciones establecidas por convenios con el Gobierno mientras que los privados no pueden realizar actividades comerciales en el territorio de un Parque Nacional además de que necesitan permisos nacionales, provinciales y municipales para trabajar allí, lo que hace mucho más engorroso el trámite y obliga a un control exhaustivo.

A su vez, las especies que habitan allí no estaban protegidas en ningún aspecto. Entre la contaminación que generan las empresas más las alteraciones que podría sufrir este ecosistema, el peligro de extinción era muy alto pero ahora se busca preservar su hábitat con esta inclusión. Cabe mencionar que los humedales representan el 21% del territorio argentino y que convertir gran parte de ellos en Parques Nacionales detendría el avance de los sectores comerciales.