Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Mapuche

POLÍTICA

Ocupación y negocio millonario: ¿qué esconde la cesión de tierras a la comunidad mapuche de Ranquehue?

Se trata de un predio de 970 hectáreas valuado en 120 millones de dólares. Además, cuál es el papel del desarrollador inmobiliario, Nicolás Di Tullio.



El conflicto con la comunidad mapuche por las tierras en el sur de la Argentina parecería no tener fín y hoy el tema volvió a estar en el centro de la polémica cuando el periodista Nacho Montes de Oca reveló que «la cesión de tierras a la comunidad Ranquehue esconde un negocio millonario que incluye sky, un parque temático y mucha militancia«.

En esa línea precisó, en su cuenta de Twitter, que «la toma de 700 hectáreas del ejército en Bariloche por parte de un grupo mapuche es parte de un negocio inmobiliario que mezcla el golf, los dólares y lo ancestral» y remarcó que se trata de «una tierra valuada en 120 millones de dólares». Además, indicó que el conflicto comenzó hace más de dos décadas.

«En 1995 la justicia emitió un fallo contra la familias mapuches Gualmer y Ranquehue que pedían 170 hectáreas y 700 hectáreas respectivamente que estaban escrituradas legalmente a favor de la Escuela Militar de Montaña de Bariloche», detalló y subrayó que «pese al fallo en contra, permanecieron en la zona militar, pese a que no documentaron sus derechos de propiedad ni tampoco su pertenencia a un grupo aborigen».

Y recalcó que «los estados nacional y provincial, sí mostraron los papeles que avalaban sus derechos sobre la zona disputada». «Entonces, en el año 2000 la comunidad Tripay Antu, en representación de los ocupantes, acudió al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas», señaló y añadió que «el INAI consultó a los ministros Pablo Cafiero y Gerardo Morales, quienes para mantener la paz en la zona accedieron a considerar el reclamo».

Luego «en 2012 las familias Gualmer y Ranquehue pidieron al INAI su validación ante la justicia como entidad mapuche», indicó y recalcó que «antes de eso era un pedido común de ocupantes ilegales». «En diciembre logaron un fallo judicial a favor», detalló e hizo hincapién en que «ahora era un reclamo ancestral, cambiaba todo». Ante ese panorama, precisó que «el INAI admitió el Reclamo Administrativo N° 40-00274 por las tierras en los cerros Catedral y Otto» y es así como «con los fallos acumulados en la mano, volvieron a la Justicia».

El papel del desarrollador inmobilario Nicolás Di Tullio

«Las 170 hectáreas pedidas por Gualmer estaban valuadas en 30 millones de dólares», marcó y agregó que «las pedidas por los Ranquehue, 120 millones verdes y huincas». «En julio de 2015 apareció en escena el desarrollador inmobiliario Nicolás Di Tullio, que había empezado a operar en 2012 desde una sucursal instalada a metros del Centro Cívico de la Ciudad de Bariloche», resaltó e indicó que «proponía un mega emprendimiento justo en la zona reclamada».

«Di Tullio quería crear un Golf Club en la zona de Virgen de las Nieves, casualmente en la zona reclamada», afirmó y describió que «era un emprendimiento bicultural con greens de golf, cabañas de lujo, centro de convenciones y un parque temático mapuche». Lejos de quedarse callado, resaltó que «cuando Di Tullio presentó el proyecto, estuvo acompañado por Christian Almeida que, casualmente, fue Subsecretario de Planeamiento de Bariloche» y agregó que «casualmente también el que rezonificó toda el área reclamada para habilitar el emprendimiento».

A raíz del proyecto inmobiliario, «en 2016, la comunidad Tripay Antu presentó en el despacho de la jueza Sarmiento un pedido para escriturar de las tierras reclamadas a favor de los Guialmer y a los Ranquehue» y un año más tarde, «en 2018, la jueza les dio la razón y dio un plazo de 60 días para escriturar los terrenos», aseveró y sumó que «confirmado el fallo, los miembros del Tripay Antu tomaron los predios y comenzaron el desmonte de una zona de 10.000 m2».

La orden a Agustín Rossi y la decisión de Sabina Frederic

No obstante, «en noviembre, la cámara anuló el fallo de la juez Sarmiento», afirmó Montes de Oca y recalcó que «pese a ello, la oficina local del INAI mantuvo el apoyo a los mapuches en el cerro Otto». Ante este contexto, «en la fiebre de las tomas de 2019, los Tripay Antu construyeron un invernadero en la zona militar» y en julio de 2020 el ejército montó un campamento y denunció la toma, pero el INAI le ordenó al ministro (de Defensa) (Agustín) Rossi que lo retire», puntualizó.

«La toma ocurre en la zona más cara de Bariloche», subrayó y explicó que «la región reclamada por las 2 familias mapuches crea un corredor para explotar la zona de Virgen de las Nieves». «Un negocio inmobiliario en puerta, 970 hectáreas y 120 palos. Verdes», indicó e ironizó «no de golf». Para concluir, apuntó contra la exministra de Seguridad, Sabina Frederic.

«En enero se le pidió a la ministro Frederic que intervenga en el conflicto para desalojar a los ocupantes, pero se negó y dejó el asunto en manos del INAI», aseguró y sin guardarse nada, sostuvo que «quizás, un día la antropóloga pueda explicar esa decisión y de dónde proviene la tradición del golf entre los mapuches».