Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Patricia Bullrich

POLÍTICA

Patricia Bullrich repudió el quiebre de empresas: las 25.000 pymes que cerraron en el macrismo

Las redes estallaron por atacar al Gobierno nacional, pese a que las empresas chicas y medianas fueron las más perjudicadas durante la presidencia de Mauricio Macri.

<


La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, criticó al Gobierno de Alberto Fernández por las 20.000 empresas que cerraron durante la “cuarentena eterna”, que duró aproximadamente varios meses e, inclusive más de un año para algunos sectores. Sin embargo, en medio del repudio por el quiebre de empresas, omitió las casi 25.000 pymes que cerraron en el macrismo, por quebrar o para irse del país.

“Argentina perdió más de 20.000 empresas por la cuarentena eterna, la crisis y la política anti empleo del gobierno (impuestos altos, burocracias y en algunos casos mafias sindicales). En un país empobrecido el objetivo es cuidar al que apuesta por el trabajo. ¡Ese es el camino!”, comentó la dirigente en su cuenta de Twitter, mientras visitaba una fábrica de telas y costurería. 

Según AFIP, las empresas que cerraron entre 2015 y 2019 fueron 24.537. Además, el organismo reveló que el 91% de las empresas que sufrieron las consecuencias no tenían más de 10 trabajadores. La presión tributaria, la falta de financiación, entre otros motivos fueron el puntapié de los empleadores para darse de baja y cerrar sus puertas.

Algunas de las empresas que se fueron son  la textil Alpargatas, que cerró sus ocho plantas mientras fueron pasando los años; el fabricante de computadoras Banghó en Vicente López; Cerámica San Lorenzo  en San Luis; la química Atanor, con sus plantas de Baradero y Munro, la autopartista Plascar, de Córdoba; entre otras.

Con respecto a la contratación de trabajadores, la cantidad de empleadores del sector productor de bienes se redujo 1,9% en 2019, en relación con el mismo período de 2018. Respecto a diciembre 2015, la disminución fue de 6,2%, según los números de la entidad que preside Mercedes Marcó del Pont. Las mayores variaciones registradas en 2019 correspondieron a las provincias de La Rioja (-5,6%), Santiago del Estero (-4,4%), Catamarca (-4,4%) y Tierra del Fuego (-4,3%).

Hernán Letcher, director del Centro de Economía Política Argentina, indicó que “el contexto macroeconómico de 2018 y 2019 fue muy adverso para las empresas. La inestabilidad cambiaria derivada del modelo económico sustentado en el negocio financiero fue un golpe en la línea de flotación de las empresas. Afectó a las pymes, naturalmente, pero también a las empresas grandes”.

¿Por qué cierran tantas empresas en Argentina?

El problema de la alta tasa de mortalidad de las empresas atraviesa a todos los gobiernos, pese a que las coaliciones políticas intentan culparse entre ellas por ser el problema. Según datos del Ministerio de Producción, en 10 años se fundieron más de las empresas que se abrieron. Las que más sufren son las pequeñas, ya que 60% de las empresas con menos de 10 trabajadores se mantiene de esa manera durante los primeros cinco años, superando muy difícilmente ese periodo.

Las razones son varias. Mientras que países latinoamericanos, como Chile y Uruguay, destinan el 50% o más de su PBI para el crédito a las empresas, Argentina destina poco más del 10%. A su vez, la presión fiscal es mucho más del doble de lo que algunos países tienen, junto con la alta presión tributaria (cabe destacar que el país tiene una de las mayores cargas tributarias del mundo).

A esto se le suman las retenciones a las exportaciones, la incertidumbre por la falta de plan económico y por inestabilidad de los tipos de cambio, y los obstáculos que se imponen desde el Estado para producir y distribuir. Por eso, no es casualidad que muchos sectores empresariales tengan cruces con el Gobierno. Uno de los más fuertes y recordados por la sociedad argentina es la crisis del 2008, cuando el sector agropecuario se enfrentó con Cristina Fernández de Kirchner.