Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Roberto Feletti

POLÍTICA

Roberto Feletti dijo que el Estado necesita intervenir más en los precios y llovieron las críticas

Aseguró que necesitan más regulaciones estatales, luego de que la inflación se disparara un 3,9% en enero.

<


El secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, propuso una medida económica que causó polémica entre algunos economistas. Pese a la inflación descontrolada, que ya escaló un 3,9% en el primer mes del año y sumó un 50,7% interanual, el funcionario dijo que el Estado necesita intervenir más en los precios. Por esos dichos, y luego de que fracasaran los controles y proyecciones, le llovieron las críticas.

“Estamos viendo una falta de instrumentos regulatorios. Tiene que haber un proceso regulatorio del Estado, independientemente de la solvencia macro, la incertidumbre del acuerdo con el FMI, las expectativas”, declaró en radio El Destape. “Hay que reconstruir instrumentos estatales que permitan establecer regulaciones frente a lo que es el libre mercado en la asignación de recursos de alimentos”.

La propuesta que esbozó Feletti se corresponde a la disparidad de precios que hay en Argentina. Mientras que, en el Mercado Central, el kilo de tomates se vende a $150, en las verdulerías está a $600 y $700. Lo mismo pasa con la carne, la cual es difícil de encontrar dentro de los Precios Cuidados. “En el medio no hay nada desde el Estado que asegure por lo menos una oferta alternativa; aunque sea una feria semanal donde se venda a $300?, señaló.

Responsabilidad del Estado

Al instante, varios funcionarios, economistas y periodistas cruzaron al secretario por proponer una intervención estatal, pese a que el Estado es el principal responsable de la emisión monetaria y la generación de inflación. El diputado nacional Javier Milei fue uno de ellos: “Decime que sos parte del problema sin decirme que sos parte del problema. Terminar con la inflación implica frenar la pérdida del poder adquisitivo del dinero fruto del exceso de oferta (suba de oferta y/o caída de la demanda). Andá sobre el BCRA y tu cargo ya no tendrá sentido”. “Esto es exactamente… al revés”, posteó Miguel Boggiano, presidente de Carta Financiera.

Mientras, el analista económico Damián Di Pace pronosticó, en LN+, aumentos preocupantes de los productos básicos. En el caso de las frutas y verduras, se proyecta un incremento del 68% interanual en la provincia de Buenos Aires, jurisdicción en donde gran parte de la población es de clase media-baja. Esto sin nombrar otros aumentos que se vienen, como otros alimentos, educación, transporte, etc.

Además, resulta paradójico que Feletti proponga más regulación desde el Estado, ya que, durante el mes de diciembre fue el de mayor emisión monetaria, con $485.000 millones “para financiar el déficit”. Lo grave también es que Argentina todavía no tiene acceso a los mercados para financiarse, de forma que ahora tiene una gran oferta y poca demanda de pesos argentinos.

“El Estado recauda más, emite más y también, en términos nominales, la persona recibe más pesos pero puede comprar menos bienes y servicios”, agregó. A su vez, Di Pace premeditó una alza en la inflación por la corrección del tipo de cambio, según los lineamientos del FMI. Esto directamente impactará en bienes y servicios por los productos que se importan.

¿Más retenciones?

Por otro lado, pese a que el campo es el mayor generador de dólares en Argentina, Roberto Feletti se inclinó hacia una mayor retención de los productos para, presuntamente, regular los precios del mercado. “Necesitamos desacoples o mayores retenciones o cupos de exportación de granos y carnes. Yo los impulso”, sostuvo. Además, en clara línea con el ala kirchnerista, agregó: “Necesitamos que en trigo, en maíz y en alimentos haya un desvinculo efectivo con el precio internacional”.

Por más de que los aumentos cada vez estén más a la orden del día, el secretario insiste en seguir regulando y presionando. Ahora, su objetivo es ir por los alquileres, a pesar de que el sector inmobiliario anunció aumentos de hasta el 70%. La última propuesta es la imposición de un impuesto a la vivienda ociosa:  “En todos los países hay regulaciones en torno del costo de la vivienda vacía”, mencionó.