Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
celulares

TECNO

T:connect: cómo funciona la nueva aplicación que permite administrar insulina a diabéticos

A través de una pequeña bomba, se pueden programar o cancelar las solicitudes de bolos de insulina desde el celular.

<

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos autorizó, por primera vez, una aplicación para administrar insulina a diabéticos, y se podrá utilizar en celulares con sistema operativo iOS y Android. Esta aplicación funciona específicamente con la bomba de insulina del modelo t:slim X2.

Este dispositivo, cuenta con «la capacidad de programar y cancelar las solicitudes de bolos de insulina a través de la comodidad de su teléfono inteligente compatible», explicó la compañía Tandem Diabetes Care, encargada de fabricar la bomba de insulina.

Los usuarios podrán programar o cancelar las dosis de insulina, que se administran en las comidas y son cruciales para mantener los niveles de glucosa en sangre bajo control. «El cambio podría suponer una gran mejora para las personas que prefieren no tener los extractores en el pubis o sujetarlos a la ropa interior, como los sujetadores», afirma el director general de Tandem Diabetes Care, John Sheridan.

La empresa describe que es «una aplicación móvil segura y fácil de usar que, cuando se combina con la bomba de insulina at:slim X2, muestra discretamente la información de la bomba del usuario en su teléfono inteligente personal». Tandem agregó además que lanzarán la nueva actualización de la administración de bolo para usuarios esta primavera, antes de un lanzamiento más amplio este verano.

Su aplicación móvil t:connect ya muestra las tendencias de azúcar en sangre de los usuarios, el historial de administración de insulina y las alertas y alarmas. Además de ser la primera app avalada por la FDA para administrar insulina y «fue la primera en recibir una designación de controlador glucémico automatizado interoperable con tecnología Control-IQ en diciembre 2019 y la primera bomba de insulina designada como compatible con dispositivos integrados de monitoreo continuo de glucosa en junio 2018», explica la compañía.