Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Nicaragua

MUNDO

Tras la asunción de Daniel Ortega: se reanudan los juicios a los opositores encarcelados

A principios de enero, el presidente Daniel Ortega comenzó su cuarto mandato, en medio de una crisis política.

A partir de este martes, la Fiscalía de Nicaragua reanudará los juicios de más de 40 opositores acusados de conspiración, lavado de dinero y otros delitos en contra de la seguridad nacional, entre ellos varios exprecandidatos a la presidencia que fueron apresados antes de las elecciones de noviembre.

La autoridad hizo el anuncio el lunes luego de que la semana pasada familiares de los reos, considerados «presos políticos» por la oposición, emitieran una carta pidiendo al gobierno del presidente Daniel Ortega, reelecto en unos comicios sin competencia, un diálogo para liberar a sus familiares de la cárcel.

La iniciativa de los familiares contó con el respaldo del secretario general de la organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y la principal cámara empresarial del país que tiene preso a tres de sus principales directivos. El país inició los trámites para salirse de la organización, como lo hizo Venezuela.

«Estarán siendo procesados por cometer menoscabo a la integridad nacional, por haber recibido recursos de fuentes extranjeras para cometer los delitos de lavado de dinero, bienes y activos», expresó la Fiscalía en un comunicado. Ortega comenzó el 10 de enero su cuarto mandato en medio de una crisis política sin precedentes en los 15 años que lleva en el poder, informó Reuters.

Desde 2018 cuando miles de nicaragüenses se rebelaron en las calles pidiendo su renuncia, el líder izquierdista ha tenido que imponerse por la fuerza, según organismos de derechos humanos que contabilizan en 348 las personas fallecidas durante la crisis, la mayoría de ellos opositores y mas de 170 reos de conciencia.

Los familiares alegan que los presos están siendo torturados en las cárceles, que sus condiciones de salud se han deteriorado y que deben de salir en medio de una negociación. El gobierno niega los señalamientos. Los opositores presos «han alterado la paz y la tranquilidad de las familias nicaragüenses, creando zozobra y lesionando los intereses supremos de la nación», manifestó la fiscalía en su comunicado.