Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Dejó muy en claro lo que piensa.

ESPECTÁCULO

«Un mantenido»: fuerte descargo de Baby Etchecopar contra Máximo Kirchner

Dejó muy en claro lo que piensa.

Tajante y sin guardarse absolutamente nada. Así se mostró en las últimas horas Baby Etchecopar en «Baby en el medio», el ciclo que lleva adelante a través de Radio Rivadavia. Siempre dispuesto a decir lo que piensa, volvió a referirse a la determinación de Máximo Kirchner de renunciar a la presidencia del bloque oficialista, con un tremendo descargo.

«A Máximo Kirchner le sobre plata, pero le faltan algunas cosas: calle, hambre, frío, comité, liderazgo. Todas esas cosas le faltan a este chico. Uno por lo general tiende a comprar al futbolista como filósofo. ‘La pelota no se mancha’, en boca de cualquiera parecería una pelot… pero como lo dijo Maradona para tapar la falopa, nos parece una genialidad», comenzó asegurando.

«Peor que esta estupidez es Máximo Kirchner que no dijo nada. Ahora, si vos sos líder de una agrupación y lo único que aspirás a hacer cuando te sale mal un tiro es renunciar a la presidencia y no a la banca, porque todo el mundo sabe que si perdés los fueros vas en cana, es como feo. Si tenés huev… renunciá y exponete a la Justicia ordinaria», apuntó.

Impactó a todos sus oyentes

Pero esto no fue todo, ya que inmediatamente Baby Etchecopar fue por más. «No tenés que estar escondido como tu mamá en los fueros, porque eso quiere decir que no tenés ni coraje ni liderazgo. No sabés lo que es el frío, el hambre. Siempre fuiste un mantenido, nene de mamá, y los que son mantenidos, nenes de mamá, no pueden liderar nada. No saben lo que es, son mantenidos, herederos», arremetió.

Para finalizar, disparó una vez más sobre su rol en la política. «Todo el mundo te va a señalar toda tu vida como un heredero, y lo que vos hagas nunca va a tener mérito. Este chico no contempló esta instancia, y se creyó el verso de que era inteligente, que era líder, que él podía, que manejaba gente. Fue el gordo de la pelota. En el barrio siempre al más bol… la madre le compraba la pelota para que lo dejaran jugar en el equipo», culminó.