Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Cebollitas

ESPECTÁCULO

«Yo no estaba de acuerdo»: Alejandro «Huevo» Müller habló del escándalo de «Cebollitas»

Siguen apareciendo declaraciones en torno al escándalo de la exitosa tira de los 90.

<

Hace meses se supo la otra cara de le exitosa serie de los 90 «Cebollitas». En octubre del año pasado, un exactor de la novela destapó la olla y contó detalles impensados. Juan Yacuzzi (Coqui) fue el primero en revelar los malos tratos que recibían en el set durante las grabaciones. Luego de abrir la puerta, muchos exprotagonistas de «Cebollitas» salieron a contar sus versiones. Recientemente, lo hizo Alejandro «Huevo» Müller y detalló: «Lo pasé muy mal».

No obstante, muchos actores protagonistas de la exitosa tira remarcan que esos malos tratos nunca sucedieron. Carmen Barbieri, por ejemplo, específica que ella no presenció las situaciones que los actores remarcan haber vivido. En diálogo con Juan Etchegoyen, Müller reveló detalles de su experiencia tras su paso por «Cebollitas».

Sin desmerecer que el programa fue su primer trabajo importante, el que lo catapultó a la fama, el actor también reconoció que no fue muy buena su experiencia. Además, «Huevo» Müller rescató que él no compartió escenas con todos los actores menores de edad (en ese entonces), pero «Si los chicos dicen que pasó, yo les creo» remarcó el actor.

Conjuntamente, remarcó que las exigencias y el ritmo de la época en la filmación de las tiras era muy distinto a como se viven hoy en día. «Yo no estaba de acuerdo con el trabajo infantil» sentenció fuertemente «Huevo» Müller. Además, subrayó que a pesar de no haber sido testigo del maltrato del que hablan los exactores, para él el trabajo que hacían los menores de edad era «Una exigencia muy enorme».

«Eso también es una forma de maltrato» aseguró el actor y el conductor estuvo totalmente de acuerdo con esto. Conjuntamente, responzabilizó a los padres. Según él recuerda muchos de los exactores eran acompañados por sus padres al set de grabación. Por último, Müller dijo: «Muchas veces me ofrecieron papeles para mi hija y yo les dije que no rotundamente. Ella no está para trabajar, está para jugar».