Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alberto Fernández

ECONOMÍA

Alberto Fernández anunció la ampliación del swap con China: ¿de qué se trata y cómo afecta a Argentina?

Lo hizo durante la apertura de sesiones ordinarias, aunque con una oposición ausente.

<

El presidente Alberto Fernández anunció la ampliación del swap, o también llamado “canje de monedas”, con China durante la apertura de las sesiones ordinarias, con Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa a su lado. El swap, que es un intercambio de divisas entre dos países con base en medidas específicas del inversionista, fue ampliado en USD 3.000 millones con el fin de apuntalar las reservas internacionales del Banco Central (BCRA). El propósito es que Argentina pueda financiar tratos directamente con yuanes en vez de dólares.

“Puedo anunciarles hoy, que ayer he recibido la confirmación del gobierno Chino de que han accedido a nuestro pedido de ampliación y uso del swap en función de lo expresado en la declaración conjunta que firmamos en mi visita oficial”, detalló el primer mandatario en el Congreso, en medio de una sesión ruidosa y caldeada por los cruces y los desacuerdos de la oposición con varios temas planteados.

“China siempre nos ha apoyado en los momentos difíciles, y confiamos en que pronto tendremos la autorización técnica correspondiente. Con ello también fortaleceremos la estabilidad cambiaria”, explicó. El intercambio de monedas entre el BCRA y el Banco de la República Popular de China es de 130.000 millones de yuanes, equivalentes a unos USD 18.700 millones. Con los nuevos números, pasaría a más de USD 22.000 millones.

El primero de los swaps entre la Argentina y China se acordó en 2009. La particularidad de este trato financiero es que, si no se utiliza, no tiene costo alguno. Ahora bien, si el Gobierno decide utilizar parte de ese dinero para, por ejemplo, pagar una deuda, debe solicitar permiso previo de Beijing y pagar una tasa intercambiaria elevada, la Shibor. Cuando este se utiliza, el swap está pactado de acuerdo con esa tasa, que actualmente roza el 6% anual.

Objetivos de este acuerdo

Uno de los objetivos principales de esta ampliación es la utilización de esas divisas como parte del intercambio comercial entre ambos países, para evitar tener que pasar por dólares y por acuerdos con el FMI para mantener el swap. También apuestan que los intercambios de bienes y servicios se realicen en yuanes, no en dólares, o con la menor cantidad de divisas estadounidenses posible.

Asimismo, hay intereses financieros dentro del pacto que el Gobierno estableció con el país presidido por Xi Jinping. China espera que, cuando Argentina logre saldar parte de la deuda con el Fondo para dar marcha adelante con el financiamiento otorgado para la construcción de las represas Jorge Cerpernic y Néstor Kirchner en Santa Cruz, pueda hacerlo en yuanes. No hay que olvidar tampoco el aporte económico en el gasoducto Néstor Kirchner, que prevé la construcción de 656 kilómetros de tuberías solo en la primera etapa.

Más detalles sobre la medida

De esta manera, la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, sostuvo que se busca no solo ampliar el monto, sino también “estudiar la posibilidad de que se pueda utilizar para otras cuestiones” y no sea únicamente un “asiento contable, que es el uso que se tiene en este momento”. También señaló que el Gobierno “está conversando” sobre otras posibilidades de acuerdo con China.

Recién a fines de 2015 los yuanes del swap con China fueron convertidos a dólares. cuando el recién comenzado gobierno de Cambiemos decidió salir del cepo cambiario. Para ganar mayor “poder de fuego” en ese escenario, el BCRA negoció la conversión de yuanes por el equivalente a USD 3.000 millones, que luego fueron reconvertidos a yuanes.