Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Coronavirus

POLÍTICA

Argentina cayó 18 lugares en un ranking de corrupción: los casos que influyeron en el deterioro

Una sumatoria de escándalos incidieron en el descenso de confianza.

<


La Argentina cayó 18 lugares en un ranking de los países con más casos de corrupción. El fuerte deterioro se evidenció luego de que nuestro país descienda al puesto 96 en 2021, desde el 78 que ocupaba un año antes. La citada calificación fue elaborada por Transparencia Internacional y mide que las sensaciones de la población sobre la integridad de su clase política.

El indicador precisó que en 2021 la Argentina reunió 38 puntos en la sumatoria de los segmentos que componen la calificación final, mientras que en 2020 había alcanzado los 42 puntos. La evaluación fue parte de la presentación que realizó este jueves el director de Poder Ciudadano, Pablo Secchi, en un webinario organizado por el Instituto de Ética y Transparencia de AmCham, según consignó NA.

Los casos que incidieron en la baja

“Como es un índice de percepción, es difícil explicarlo pero hay tres elementos que influyeron”, introdujo Secchi, y detalló: “1) el Vacunatorio VIP, que exhibió privilegios; 2) el intento de cambio de reglas para nombrar al Procurador de la Nación; 3) la fiesta que se denunció en la Quinta de Olivos en plena cuarentena que mostró que mientras la población tenía restricciones mientras que el poder no cumplía con las normas”.

Vacunatorio VIP.  Se trata del escándalo por vacunación irregular en el Ministerio de Salud de la Nación, en torno a la aplicación irregular de vacunas contra el coronavirus. Es decir, se vacunó a ciudadanos que, por las limitaciones dispuestas en el protocolo de vacunación, no debían aún recibir el fármaco. El caso desembocó en el pedido de renuncia inmediata e indeclinable del entonces titular de Salud, Ginés González García, por parte de Alberto Fernández. De todas formas, más adelante el mandatario consideró esto como “adelantarse de la fila”.

Pero no fue tan así, si no la sucesora de González García en el cargo, Carla Vizzotti, no hubiera ordenado publicar la lista de los vacunados en el Hospital Posadas o “bajo indicación” del Ministerio de Salud. La nómina sumó unas 70 personas, afirmando que la gran mayoría era personal estratégico, negando que funcionara un vacunatorio VIP en el Ministerio e informando que se trató de “una situación muy puntual, excepcional, equivocada y que se han tomado las medidas necesarias”.

Elección del procurador general. El oficialismo impulsa desde fines de 2020 la modificación de la Ley de Ministerio Público Fiscal, lo cual cambiaría las mayorías necesarias en el Senado para elegir al procurador general de la Nación y al defensor general, eliminando los dos tercios por la mayoría absoluta de los integrantes de la Cámara alta. Según sostienen de la oposición, de concretarse esa reforma, se vería beneficiada la vicepresidenta Cristina Kirchner para “zafar” de las distintas causas en las que está implicada.

Olivosgate. Se trata del festejo de cumpleaños de la primera dama Fabiola Yañez a mediados de 2020, cuando en toda la Argentina regía el aislamiento social, preventivo y obligatorio a raíz de la pandemia de coronavirus. La misma se desarrolló en el comedor de la Quinta Presidencial de Olivos y además de Alberto Fernández, participaron distintos amigos y amigas de la pareja del mandatario. En un discurso posterior, Fernández afirmó que se trató de un “brindis que no debería haberse hecho”.

Cómo se mide la “percepción de la corrupción”

El indicador de “Percepción de la corrupción” es diseñado por especialistas en el tema, inversores y otros actores sociales reconocidos mundialmente. La puntuación es entre cero y 100 puntos, siendo los países más corruptos los que se acercan a cero. Secchi indicó que “la situación a nivel global está estancada desde hace 10 años ya que en el 86% de los países no hay progresos”.

Los más y menos rankeados

En el caso de la Argentina fluctúa entre 35 y 45 puntos sin lograr cambios sustantivos. Asimismo, el mismo Secchi detalló que entre los países menos corruptos aparecen Dinamarca, Finlandia y Nueva Zelanda, los dos primeros Estados europeos y el tercero, oceánico. En cambio, entre los de ranking más bajo están Somalia, Siria y Sudán del Sur, dos africanos y un asiático.